El estado de New Hampshire, en EEUU, también existe. Aunque solo cada cuatro años, cuando comienza la carrera electoral. Guillermo Fesser ha realizado un reportaje en el que el colaborador de El Intermedio muestra cómo algunos estados de Estados Unidos se convierten en un escenario de la batalla electoral meses antes de las elecciones por alcanzar la Casa Blanca.

Las primarias se convierten en 'show mítines' en apoyo de quienes luchan, como Bernie Sanders, en convertirse en candidato presidencial del partido demócrata. Otro gran mitin es el del candidato republicano, cuya política es acaparar la atención de los medios de comunicación, robándosela a los candidatos demócratas.

Lo inusual de New Hampshire es que los candidatos también dedican horas a hablar y hacerse selfies con los ciudadanos. Candidatos que se dirigen al público sabiendo que los que tienen delante no tienen por qué ser sus seguidores, ya que en New Hampshire la gente va de candidato en candidato hasta que decide a quién votar.

En estas primarias está presente toda la prensa, que son los que marcan el pistoletazo de salida. Hay 30 candidatos demócratas y 15 republicanos, porque por 1.000 dólares cualquiera puede ir a la secretaría del Estado y apuntar su candidatura.

Tras cuatro días de gloria, New Hampshire vuelve finalmente a ser lo que ha sido los cuatro años anteriores: un pequeño Estado donde nunca ocurre nada en el este de Estados Unidos.

Otros momentos destacados

Además, Guillermo Fesser explica el éxito del movimiento liderado por Bernie Sanders, marcado por propuestas "socialistas" como la creación de un seguro médico universal o el salario mínimo de 15 dólares la hora.

En otra ocasión, Guillermo Fesser, analizó la actualidad de EEUU, donde el presidente Donald Trump había anunciado medidas para reivindicar su inocencia en la injerencia rusa en las elecciones de 2016.

Guillermo Fesser presenta un reportaje sobre el desmesurado precio de la vivienda en Nueva York, ante el auge de la demanda.