El Gobierno no aprobará la amnistía para los líderes del procés, que ya han salido de prisión tras ser indultados, ni permitirá que se celebre un referéndum por la autodeterminación de Cataluña. Lo ha dejado claro el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, argumentando que su Ejecutivo no saldrá del marco legal ni de la Constitución.

Así, ha insistido en que no pueden volver a impulsar un referéndum de autodeterminación en Cataluña porque no pueden volver a delinquir -como se recoge en los reales decretos de estas medidas de gracia- y la inhabilitación de 13 años a la que fueron condenados sigue vigente. En caso de que cometieran un delito grave, ha recordado, los indultos serían anulados y tendrían que cumplir la pena restante.

Campo también ha defendido que la apuesta de este Gobierno es "la de la convivencia" para decirle a "miles de catalanes que no logran conectar con el resto de la sociedad que tenemos que arreglar la cuestión". Por ello, dice, el Ejecutivo se esforzará y entregará para retomar la senda del diálogo.

Preguntado por la amnistía que reclaman los indultados, ha señalado que "no cabe porque es el olvido y aquí no hay olvido, sino perdón para construir un futuro mejor, por eso se ha puesto la condición de que no vuelvan a cometer un delito grave".

El titular de la cartera de Justicia también se ha pronunciado sobre Carles Puigdemont. En este sentido, ha manifestado que el Gobierno "no tiene nada que decir porque es un fugado de la justicia" y si vuelve a España con una orden de detención, "será juzgado". "Yo tengo claro cuál es el Estado de derecho y qué hacen los tribunales de justicia", ha sentenciado a este respecto.

Durante su entrevista en Al Rojo Vivo, además, ha querido manifestar que su Ejecutivo respeta y "acata" la sentencia del Tribunal Supremo que condenó a los indultados. Al respecto, ha dicho que los los magistrados "saben perfectamente que no se cuestiona" la decisión judicial, sino que se ha aprobado "un indulto parcial". "No se trata de revisar la sentencia ni de un juicio paralelo", ha dicho, sino que se entiende que después de cumplir esta parte de la condena "hay que dar un paso adelante para buscar la concordia".