Miguel Hurtado, víctima de abusos en el seno de la Iglesia cuando tenía 16 años, ha celebrado que se haya abierto el debate sobre una investigación oficial de los casos de pederastia en la Curia pero ha advertido que una comisión parlamentaria se queda corta.

"Los partidos deberían tener en cuenta las experiencias de otros estados donde se ha creado una comisión de expertos independiente, una comisión de la verdad que investigue en profundidad los casos de abuso en la iglesia y que al final emita un informe con cifras concretas", ha asegurado ante el Congreso de los Diputados en una entrevista en Al Rojo Vivo, el mismo día que se ha dado el primer paso para que la Cámara baja arranque las pesquisas sobre lo sucedido.

Hurtado, que fue víctima de un monje de la Abadía de Montserrat, ha asegurado que la petición del PP, que solicita investigar todos los casos de abuso y no únicamente los producidos organizaciones religiosas, no es "descabellada" pero que los 'populares' han sido "muy timoratos a la hora de defender las reivindicaciones de las víctimas de pederastia". Entre ellas, la imprescriptibilidad de estos delitos, como ejemplo.

Cuestionado sobre la decisión de la Fiscalía General del Estado de centralizar las investigaciones penales de estos casos, Hurtado ha apuntado que "el 99,9% de los casos de pederastia en la Iglesia están prescritos", por lo que la Fiscalía descubrirá únicamente una mínima parte de lo acontecido. Es por ello que insiste en la necesidad de una "comisión de la verdad independiente" que investigue todos los casos, prescritos o no.