Durante el debate de la sexta y última prórroga del estado de alarma, Íñigo Errejón ha criticado que los representantes políticos se hayan detenido más en arremeter unos contra otros que en hablar "de la gente que hace malabares porque no le llegan los ERTEs". "El problema no es el odio de los de arriba, es el miedo de los de abajo", ha sentenciado.

No obstante, el líder de Más País ha reconocido en Al Rojo Vivo que él mismo mantuvo el martes una discusión, fuera de cámara, con Cayetana Álvarez de Toledo, por los ataques que la portavoz del PP lanzó contra el padre de Pablo Iglesias, al que tachó de "terrorista", y "por más temas".

"Se abrió la discusión sobre lo que se podía y no se podía decir y dije que me parecía bien que hubiera plena libertad de expresión en el Congreso de los Diputados, eso sí, que cada uno se hiciera responsable de lo que dijera, y se originó una discusión", ha detallado.

"No creo que tengamos que estar todo el tiempo discutiendo por qué se mete y se quita de las actas", ha señalado el diputado sobre las palabras de Álvarez de Toledo. A su juicio, que en plena crisis sanitaria, económica y social, los parlamentarios discutan por peleas entre sí "es una inmensa irresponsabilidad".

Sin embargo, Errejón ha apostillado que la bronca se produjo en la Junta de Portavoces, donde "no hay cámaras" y "no se sobreactúa". "Veo a mucha gente que es muy tranquila en la Junta de Portavoces y de repente se sube a la tribuna y parece un león. Ayer discutimos porque nos pusimos a discutir, pero no había cámaras, no era de cara a la galería", ha apuntado.

Mensaje al PP tras el choque en el Senado

Antonio García Ferreras también ha preguntado a Errejón por el rifirrafe protagonizado el martes por Eduardo Rubiño y el grupo popular en el Senado, que se marchó al completo del hemiciclo cuando el senador de Más Madrid les dijo que gobiernan con el apoyo de "fascistas" en algunas autonomías y les recordó que un líder del Ku Klux Klan felicitó a Vox cuando entró en el Parlamento andaluz.

El diputado ha tachado de "sobreactuación" el hecho de que los populares abandonaran la cámara, apuntando que él ha oído cosas peores en el Congreso. "Si se van por eso, esto estaría todo el día vacío", ha ironizado, deslizando que, en cualquier caso, "habría que plantearse eso de que uno se vaya" del hemiciclo: "Usted trabaja, se tiene que quedar allí".

Errejón, tras la bronca con el PP en el Senado: "No puedes estar echando permanentemente cerillas y luego quejarte de que hay humo"

El portavoz de Más País asimismo ha indicado que en su propia intervención de este miércoles ha intentado "hacer lo contrario" y no dejarse "arrastrar" por ese "bucle" de crispación. "España no está en los años 30, es una insensatez que cada vez que tenemos discusiones sobre cómo afrontar el futuro nos pongamos a discutir por el pasado", ha aseverado, argumentando que "no sacamos mucho de enredarnos ahí".

En este sentido, ha instado a centrarse en "asegurar que los españoles no viven con miedo a la crisis económica". "Eso no se hace metiéndonos en un bucle de reproches mutuos", ha aseverado, aunque ha enviado un mensaje al PP: "No puedes estar echando permanentemente cerillas y luego quejarte de que hay humo, es que a veces la gente te responde".

A juicio de Errejón, el partido de Pablo Casado "tiene que hacer una reflexión". "Después de las cosas que dice en el Congreso, ¿cómo se va a ir del Senado por que les digan una cosa que es verdad?", ha criticado, afirmando que "lo fuerte", no es que alguien diga que un líder del Ku Klux Klan felicitó a Vox, sino que "que eso suceda" en primer lugar.

"Haríamos todos bien en bajar el tono, pero el que da muy duro tiene que estar acostumbrado a recibir igual que da, y eso que yo no soy partidario en absoluto de este tono, porque no es útil", ha sentenciado.