David es un joven que nunca olvidará lo que le ocurrió en el bar Norton de La Virgen del Camino, León, después de una noche de fiesta. Había bebido demasiado y se quedó dormido en los baños de un bar: allí pasó toda la noche hasta que se despertó y se dio cuenta de que el establecimiento estaba cerrado y no quedaba nadie.

Fue entonces cuando decidió pedir ayuda a la Guardia Civil, una llamada que no dejó indiferente a nadie. Los agentes le preguntan en qué bar está y él, desconcertado, les indica a duras penas el lugar.

"Me he quedado en un baño encerrado y aquí estoy. Me quedé dormido de la borrachera y aquí estoy", señala al agente, que le responde incrédulo. "Me estoy tomando una caña ahora, dentro de la barra", prosigue, a lo que el agente le responde: "Era mejor un café, pero bueno".

Además de llamar a las autoridades, David también decidió grabar un vídeo de su encierro. "Me he quedado encerrado cagando en el bar y aquí no hay nadie", asegura ante la cámara.

"Aquí estoy en un bar, encerrado. Me quedado tirado. Son las cinco de la mañana, o las seis, o las siete, o las ocho, y aquí estoy en el interior de un puto bar, cerrado y tirado", prosigue el joven.

Finalmente consiguió salir del establecimiento y declaró que es residente en Villaobispo y que no sabía cómo pudo haber llegado hasta ese bar de La Virgen del Camino.

El joven que se quedó atrapado en un bar borracho | laSexta.com