El Día de la Mujer es una de las fechas más importantes del calendario. Cada 8 de marzo se reivindica la igualdad de derechos entre hombres y mujeres. Pero, ¿por qué tiene esta fecha? ¿Cuál es su verdadero origen?

La historia de este día se remonta más de 100 años atrás, concretamente el 8 de marzo de 1875 en Estados Unidos, como recoge Naciones Unidas en su página web. En esa jornada, cientos de trabajadoras textiles conocidas como ‘garment workers’ de una fábrica de Nueva York se manifestaron buscando la igualdad salarial respecto a sus compañeros hombres y una mejora de sus condiciones laborales. Lamentablemente, 120 trabajadoras fueron asesinadas a manos de la policía. Sin embargo, esta masacre sirvió para que en 1877 se crease el primer sindicato femenino de la historia.

Pese a que las ‘garment workers’ fueron la primera manifestación feminista como tal, uno de los hechos claves del movimiento feminista data de incluso de antes de esta matanza policial, como recoge Naciones Unidas. En el año 1848, las sufragistas y abolicionistas Elizabeth Cady Stanton y Lucretia Mott se reunieron junto a cientos de personas en una convención contra la esclavitud en Nueva York. Era su forma de rebelarse contra la sociedad que prohibía a las mujeres hablar en público en eventos.

De la tragedia de Triangle Shirtwaist al 'Pan y Rosas'

La ola de huelgas textiles en Estados Unidos seguía su curso donde las mujeres tuvieron un gran protagonismo, ya que eran la mano de obra más utilizada de una de las industrias más explotadoras. No fue hasta 1908 cuando ocurriría otro de los acontecimientos más importantes de la lucha feminista. 15.000 mujeres trabajadoras salieron a las calles de Nueva York bajo el lema de 'Pan y Rosas' contra las jornadas interminables, las condiciones inhumanas y los penosos salarios.

Sin embargo, poco después tuvo lugar el suceso que marcaría definitivamente la historia del movimiento feminista. El 25 de marzo de 1911, sucedió lo que la Organización Internacional del Trabajo (ILO) califica como el desastre industrial con más víctimas mortales de la ciudad de Nueva York. 146 trabajadoras murieron en un gran incendio en la fábrica textil Triangle Shirtwaist a causa de derrumbes, quemaduras e intoxicación por humo; incluso otras se suicidaron al no tener escapatoria, según afirma el medio estadounidense The New York Times.

Los responsables de esas muertes habrían sido los mismos propietarios de la fábrica, al sellar las salidas del edificio y no comulgar con las ideas de conceder mejores salarios y condiciones de trabajo en la huelga laboral que hubo apenas un año antes, tal y como recoge el ILO.

De hecho, existe la creencia popular de que el color morado se asocia al movimiento feminista por el desastre de Triangle Shirtwaist, ya que las telas o 'shirtwaist' (blusas) que se fabricaban en el interior eran de dicho color. Aunque el origen del color no es del todo cierto, la leyenda popular también cuenta que el humo que salía de la fábrica después del incendio, y que se podía ver a kilómetros en toda la ciudad, era de color violeta.

Por suerte, esta terrible tragedia no fue en vano. Tras este hecho se produjeron importantes cambios en la legislación laboral y provocó el nacimiento del Sindicato Internacional de Mujeres Trabajadoras Textiles.

Origen en Europa

El movimiento que empezaba a tomar poder en Estados Unidos llegó también a Europa. Concretamente fue en 1910 en la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas de Copenhague. Al evento asistieron más de 100 mujeres de diferentes países, entre ellas Clara Zetkin, política implicada en la lucha por la igualdad. Fue ella quien lanzó la propuesta, aprobada por unanimidad, de conmemorar el Día de la Mujer en el mes de marzo con el objetivo de lograr el sufragio femenino.

La elección definitiva tiene origen en Rusia y su origen se remonta a la sublevación de las mujeres contra la guerra y a los movimientos feministas que surgieron de la Revolución Rusa. En 1917, tras la caída del Zar, el gobierno provisional concedió el voto femenino el 23 de febrero y Alexandra Kollontai, asistente de la Conferencia, consiguió establecer esa fecha como la fiesta oficial en la Unión Soviética. Según la ONU, que oficializó la fecha en 1975, el 23 de febrero en Rusia correspondía al 8 de marzo en los demás países europeos debido al calendario gregoriano.

En España, no fue hasta 1977 cuando tuvo lugar la primera manifestación feminista denunciando la desigualdad de derecho entre sexos así como otras cuestiones sociales: despenalización del aborto, libertad sexual o maternidad.

Día de la Mujer 2021

La manifestación feminista del 8 de marzo en España es una de las más portentes y multitudinarias del mundo, aunque este año las protestas estarán marcadas inevitablemente por las medidas sanitarias. La Ministra de Sanidad, Carolina Darias, desaconsejaba el pasado 25 de febrero las manifestaciones para esta jornada: "La situación epidemiológica de este país no entendería los actos que está comentando".

Sin embargo, si algo nos ha enseñado la pandemia es el poder de las redes sociales y de internet, por lo que muchos actos serán online y ya hay diversas iniciativas para esta jornada. Uno de ellos es el que propone Comisión 8M bajo el nombre “Mi ventana feminista”: decorar con prendas moradas o lilas cualquier espacio exterior de tu casa: ventana, balcón, terraza…

Por su parte, Naciones Unidas propone celebrar el Día de la Mujer bajo el lema ‘Mujeres líderes: por un futuro igualitario en el mundo de la COVID-19’ para recordar a todas las mujeres que han estado al frente de la lucha contra la pandemia. No es ningún secreto que este confinamiento ha afectado más a las mujeres: una de cada cuatro ha renunciado a su trabajo para poder conciliar el trabajo y el cuidado de los hijos.