El Valle de Albaida, La Vall D’albaida en valenciano, es una comarca de la Comunidad Valenciana. Se sitúa al sur de la provincia y está formada por 34 municipios como Agullent, Benicolet o Montitxelvo.

La blancura de estas tierras, que los árabes del siglo VIII llamaron al-Bayda (La Blanca), sorprende siempre a los que la visitan. Según la página oficial de turismo de Valencia, ésta es una de las comarcas que más conserva el carácter autóctono. Es decir, de lo mediterraneo y lo valenciano.

Si visitas el valle, puedes rodearte de casas tradicionales con los típicos portales de madera de mobila, hechos con pinos amarillos del sur de America del Norte e importados desde el puerto de la bahía de Mobile; de ahí su nombre. También puedes encontrar ermitas, castillos de roca y callejones islámicos.

Esta noche, serán Rozalén y Chicote quienes caminen por los senderos de ‘La Toscana valenciana’ en Fontanars Dels Alforins, a las 22:30 horas en laSexta. Si después de ver el paisaje, tú también quieres conocer el lugar, esto es lo básico que necesitas saber.

Qué ver en el Valle de Albaida

La comarca está rodeada de cinco sierras que la convierten en un enclave único. Por ello, es un lugar ideal para practicar senderismo. Estas son alguna de sus rutas:

  • Ruta por la Sierra de Mariola

La sierra de Mariola pertenece a tres comarcas diferentes: la Vall d’Albaida, l’Alcoiá y el Comtat. En total cuenta con 16.000 hectáreas y, según la página oficial del Valle de Albaida, la diversidad y riqueza de las plantas aromáticas y medicinales son uno de los rasgos más característicos de la zona.

  • Ruta por la Sierra de Agullent-Ontinyent

Esta sierra es conocida por diferentes nombres: sierra de Agullent-Benicadell, sierra de Ontinyent-Agullent y sierra de Agullent o de la Umbría. Su origen se sitúa en Villena-Biar y avanza hacia el mar. En él puedes encontrar paisajes rodeados por el agua y barrancos estrechos.

  • Ruta por la sierra Grossa

La sierra Grossa nace en Font de Figurra y recorre el Valle de Albaida de forma paralela a la sierra de la Umbría hasta llegar al Macizo del Buscarró-Montdúver. Así lo confirman en la página oficial de la comarca.

Sus cumbres no superan los 900 metros de altitud, por lo que puede ser una buena opción para practicar senderismo en familia.

Dónde comer y dónde dormir

En los diferentes restaurantes de la comarca puedes encontrar una amplia variedad de platos, ya que la localidad cuenta con la cocina más tradicional, pero también con la más moderna.

Podrás poner a prueba tu paladar con la variedad de sus cartas. Desde carnes, pasando por arroces y llegando a los postres más dulces. Entre los productos y los platos más típicos, cabe mencionar el arroz caldoso, el puchero con “pelotas”, la coca de tocino y setas y el vino.

Pero, ¿dónde podemos descansar para recargar pilas y que el próximo día estemos llenos de energía?

En la página oficial de la comarca ofrecen diferentes tipos de alojamientos. Las casas rurales y los campings son muy típicos, ya que su paisaje natural nos lleva a no querer salir de sus senderos y valles. Pero también puedes hospedarte en hoteles, hostales, apartamentos y en albergues.

Además, se diferencia de otras comarcas porque cuenta con una Granja Escuela. Dispone de 120 plazas y amplias habitaciones con literas. Se encuentra en la sierra de Mariola y su objetivo es potenciar la educación medioambiental en un ambiente totalmente natural. Es muy típico acudir a ella en familia, ya que en la misma granja los más pequeños disfrutan de diferentes actividades.