El director de operaciones de Hooters España, Julio Arias, aseguró que no se instalarían en Viladecans por "problemas de espacio en el local" que habían escogido y negó que el motivo de la cancelación fueran las presiones por el sexismo y la cosificación de la mujer que ejercen en sus locales.

Ahora, la cuenta oficial de Facebook de Hooters España ha anunciado la apertura de un nuevo local en la localidad catalana de Castelldefels. La cadena machista de restaurantes Hooters, muy conocida en Estados Unidos, anuncia así su vuelta a España tras 7 años, después de que en 2010 cerrara su local de Gran Canaria.

Hooters es conocida en el mundo porque sus camareras van vestidas con shorts y con camisetas escotadas, y su modelo de negocio siempre ha estado rodeado de una gran polémica por su contenido machista.