Isabel Díaz Ayuso, flamante vencedora de las elecciones de la Comunidad de Madrid del 4 de mayo, guarda un secreto en la muñeca de su brazo izquierdo del que muchos se han percatado ya.

Se trata de un tatuaje que representa una rosa. El significado de dicha imagen evoca a la presidenta regional a tiempos pasados, concretamente a su adolescencia, cuando era fan del grupo Depeche Mode.

Esa rosa está presente en el disco 'Violator' del grupo británico, publicado en 1990. Como reconoció en una entrevista en Vanitatis en marzo de 2019, la imagen le recuerda a su adolescencia, al verano y a sus amigos.

"Cuando hay días rebeldes, un poco complicados, miro el tatuaje y me vienen a la memoria momentos felices. Algo así como tener presente que se puede empezar de cero y no pasa nada", explicaba entonces la presidenta.

Dicho tatuaje se puede ver en la imagen que sigue a estas líneas. Además, cuenta con otro tatuaje con forma de "dibujo decorativo".

En una entrevista más reciente con El Español, publicada el 29 de abril de este año, Ayuso reconoce que, si se volviese a tatuar, se haría "un '69'". El significado, lejos de ser lo que puede parecer, tiene que ver con un anhelo electoral del que no se quedó lejos: "Los escaños para gobernar sola".

En esa misma entrevista, cuenta que también tiene agujeros en las orejas, "tres y dos en cada lado", algo que hizo "en plan rebelde" ante la negativa de sus padres. "Basta que no te dejen hacer algo para llevar la contraria. Me fui a la farmacia y me vengué", afirmaba.