Las ofertas del Black Friday están a la vuelta de la esquina y eso significa que el día 26 de noviembre ya estará marcado con un círculo rojo en el calendario de muchos. Cada vez son más los usuarios que adelantan sus compras navideñas antes de que finalice el año para obtener un gran descuento en sus productos.

Con el objetivo de llegar a estas fechas navideñas un poco más desahogados, hay quienes ya tienen su lista de deseos hecha. Asegurarse del precio de los elementos y no caer en la trampa de comprar algo que no se asemeja a su precio original es una de las recomendaciones más populares de cara a este día.

La cita anual del Black Friday en España se ha convertido en una tradición totalmente aceptada por la ciudadanía, pese a su origen en Estados Unidos. A pesar de que al principio no tuvo una gran acogida, con el paso de los años se ha bautizado como el evento por excelencia del comercio online. En concreto, el 71% de los compradores de todo el mundo pretende hacerse con sus productos vía online, según la encuesta realizada por CRITEO (La Plataforma de Medios Comerciales para Internet). Se celebra siempre el último viernes de noviembre y dura un día completo, sin embargo, cada vez son más los comercios que anticipan esta estrategia de marketing.

Aunque sea por mera curiosidad, siempre es bueno conocer el origen de aquello que celebramos, lo que nos lleva a una pregunta: ¿Qué hechos propiciaron la aparición del Black Friday? Aunque la fecha de esta tradición coincide con el día siguiente de la festividad de Acción de Gracias en Estados Unidos, su origen no queda totalmente claro. A lo largo de la historia han sucedido varios acontecimientos en este país que han dado pie a varias teorías sobre sus antecedentes:

1869: Crisis económica

Jay Gould y Jim Fisk, dos agentes de bolsa de Wall Street, intentaron acaparar todo el mercado de oro con el objetivo de multiplicar sus ingresos y recuperar la cantidad de dinero que habían invertido. Finalmente, el plan no salió como pensaban. El precio del oro se desplomó y muchos inversores se vieron en la ruina. Este hecho provocó que el viernes 24 de septiembre de 1869 pasara a llamarse el 'Black Friday', según la revista especializada 'History'.

A mediados de 1950: Día después de Acción de Gracias

El sábado después de Acción de Gracias en 1950 tuvo lugar en Filadelfia el partido de fútbol entre el Ejército y la Marina. Este acontecimiento provocó que ese viernes se llenara la ciudad de turistas que querían hacer sus compras antes de Navidad y aprovechar su tiempo libre antes de acudir al partido. Fue tal la avalancha, que la policía no pudo tomarse el día libre y tuvieron que trabajar durante más de 12 horas para controlar la afluencia de personas en la ciudad, según relata el diario 'The Telegraph'.

A raíz de esto, el nombre se fue extendiendo por toda la ciudad para describir a la gran cantidad de personas que frecuentaban las tiendas el día después de Acción de Gracias. Aunque en 1961 se propuso cambiar el nombre a Big Friday para eliminar las connotaciones negativas, no tuvo éxito. 'The Telegraph' concluye que este término se popularizó finalmente a partir de 1975, cuando 'The New York Times' usó la expresión en una de sus publicaciones para describir el ambiente que se generaba.

2003: Primeros descuentos en centros comerciales

La tradición de comprar en esa fecha se ha ido difundiendo por los países a lo largo del siglo XXI. En 2003, los grandes almacenes Walmart y Sears fueron los primeros en ofrecer descuentos antes de las cinco o seis de la madrugada, según recoge National Geographic. A raíz de esto, muchas otras empresas fueron uniéndose a esta estrategia para incrementar sus ventas y no quedarse fuera de esta iniciativa.

El Black Friday en España

Al contrario que en Estados Unidos, sí que se conoce una fecha más exacta sobre cuándo apareció en Black Friday en España. Entre 2011 y 2012, los negocios empezaron a unirse a esta tradición. Por ejemplo, MediaMarkt fue de los primeros en poner descuentos tanto en sus tiendas físicas como en su página web, según expone National Geographic. Aun así, la 'tradición' no logró afianzarse hasta 2015 debido a la reticencia de la ciudadanía a esquivar esta costumbre. Según datos de la Asociación Española de la Economía Digital (Adigital), el 60% de los comercios festejaron ese día en 2015, frente al 40% del año anterior.

Este mes las compras estarán marcadas por un día sin restricciones de aforo por la pandemia. A diferencia del año anterior, la gente podrá comprar sin tener que hacer largas colas, pero siempre cumpliendo con las medidas de seguridad y las normas impuestas por las administraciones locales. El gasto medio que se prevé es de un 20% más que en 2020, según los datos del 'Informe Black Friday 2021' elaborado por Webloyalty.