La eterna duda de las rebajas de noviembre: ¿compramos en el Black Friday o nos esperamos al Cyber Monday? Una cuestión razonable que no tiene una única respuesta. La clave está en el tipo de producto que vayamos a adquirir y en realizar un seguimiento del precio.

La principal diferencia es que si compramos en el Black Friday nos arriesgamos a que el precio sea más bajo, tan solo un par de días después. Pero si lo hacemos a la inversa, dejando pasar estas ofertas hasta ver el precio que tendrá el producto en el Cyber Monday, una de las posibilidades es que el producto deje de estar rebajado o, en el peor de los casos, que se agoten las existencias.

Alerta: subidas de precios

Antes de pensar cuál de las dos jornadas tendrá una mayor bajada de precios, es recomendable comprobar que no haya tenido una subida previa. Esta es una recomendación del Ministerio de Consumo del Gobierno de España, desde el que aconsejan comparar precios con antelación para "poder comprobar si la rebaja se ha producido".

Analizando este tipo de ofertas fraudulentas, la Organización de Consumidores y Usuarios realizó, en el 2020, una monitorización de más de 28.000 precios de 1.260 productos durante estas jornadas de descuentos y los días previos. La OCU concluyó que los precios en 2020 fueron 0,5% más altos en la Black Week, 2,6% más elevados en el Black Friday y 0,9% más altos en el Cyber Monday. Estos datos se traducen en que comprar en estas jornadas "fue más caro que en las semanas previas", sentencia la entidad.

Esta organización lleva efectuando este análisis de precios desde el 2015 y, entre sus conclusiones, aseguran que en general el Black Friday no suele presentar grandes posibilidades de ahorro, pero que "sí se pueden encontrar productos concretos a muy buen precio". Esto se debe a que "aunque hay subidas y bajadas, el porcentaje de precios que bajan es superior al de precios que subieron", explican desde la OCU.

Monitorización de precios

Una de las maneras más efectivas para comprar un producto al mejor precio es buscarlo en varios establecimientos durante diferentes días e ir apuntando su evolución. Además, se pueden buscar productos con prestaciones similares que presten el mismo servicio. Este sería el método tradicional de hacerlo no obstante, afortunadamente, existen comparadores que nos pueden simplificar el trabajo porque en ellos ya están registrados precios anteriores.

La oferta de rastreadores de precios es bastante amplia. Entre los más conocidos para comparar productos en varios comercios online está la extensión para navegador Honey y la web Slickdeals. En este tipo de servicios introduces el producto en el que tengas interés y te proporciona los precios para que los compares.

Un rastreador de precios eficaz, que aporta gráficas de la evolución del producto y alertas al correo electrónico cuando este alcanza el precio marcado, es Camelcamelcamel. El principal punto débil de esta de esta web es que solo funciona para los productos de Amazon. Pero no solamente esta plataforma tiene un rastreador único, con Aliprice tendrás el mismo servicio para AliExpress.

Black Friday vs. Cyber Monday

Tradicionalmente, el Black Friday es el viernes posterior al Día de Acción de Gracias, en el que los comercios de Estados Unidos aplicaban descuentos para reactivar las compras de cara a los festejos navideños. En la actualidad, tanto el viernes negro como el Cyber Monday son jornadas de descuentos que las empresas en España aprovechan para dar el pistoletazo de salida a las compras navideñas.

Los últimos años, estos descuentos no solo se hacen en los comercios físicos, sino que las plataformas online se llenan de descuentos. Esto rompe con una de las principales diferencias, ya que al inicio de estas jornadas, el Black Friday estaba centrado en los descuentos en establecimientos físicos, y el Cyber Monday, en los online.

Por otro lado, las ofertas del Black Friday siempre han ido asociadas a grandes descuentos en tecnología: televisores, portátiles, auriculares, altavoces y smartphones. Lo mismo sucedía con el Cyber Monday, pero en la actualidad, las rebajas están en todo tipo de productos en ambas jornadas: aspiradoras, batidoras, cafeteras, ropa, complementos, muebles, viajes...

Las diferencias que había entre ambas fechas señaladas, en los últimos años, se han ido difuminando. Por no hablar de que ambas jornadas se han extendido en el tiempo, convirtiéndose estos días en la Black Week, seguida de la Cyber Week. En conclusión: no existe un consenso de en qué día están los mejores precios, la única alternativa es hacer un seguimiento de cada producto que se desee adquirir.