Uno de los momentos más significativos del Orgullo de Madrid se ha vivido cuando los organizadores han pasado ante el consistorio de la capital.

Escenificando su malestar, la manifestación se ha colocado frente al Ayuntamiento. En palabras de Uge San Gil, presidenta de la FELGTB han querido escenificar su descontento por los acuerdos con Vox. "No nos colocamos como hemos hecho tradicionalmente, sino que estamos de frente como muro de contención que tendrá la ultraderecha que ha entrado en las instituciones", ha dicho San Gil.

Por su parte, Carmen García de Merlo, presidenta de COGAM, ha lanzado un mensaje invitando a plantar cara la involución y ha insistido en que seguirán "luchando por los derechos".