Se cumplen dos semanas sin Diana Quer y nada se sabe de ella. Aunque no se descarta ninguna hipótesis, fuentes policiales afirman a laSexta Noticias que la principal línea de investigación es que su desaparición podría ser voluntaria y que podría haber contado con el apoyo de su círculo de amigos en Madrid.

Según publica el diario La Razón, la Guardia Civil situaría a la joven fuera de Galicia, razón por la que se habrían suspendido las batidas vecinales en la zona. La geolocalización de su móvil ha sido clave para seguir sus últimos pasos en la noche de su desaparición. "El teléfono estuvo en todo momento activo durante la noche", aseguró el jefe de investigación de laSexta, Manuel Marlasca en laSexta Noche.

De madrugada, Diana podría haber vuelto a su casa a cambiarse de ropa, una versión que desmiente su propia madre pero que la Policía, según ha sabido laSexta, pone en duda. De hecho, no se descarta que la madre vuelva a ser interrogada.

"La madre insiste en que estaba dormida y si fue, no la vio, pero el teléfono la posiciona cerca de su casa", asegura Manuel Marlasca. Mientras, la Guardia Civil continúa tras la pista de Diana Quer, sus padres guardan ahora silencio mediático.