La compañía de juguetes Mattel ha puesto en venta su Barbie 'Día de los Muertos', una versión de la icónica muñeca con el rostro pintado como Catrina, la popular calavera de colores empleada para representar este día, y un traje con bordados típicos mexicanos.

"Nuestra expectativa es que le haga honor al festejo que millones de personas celebran y que introduzca sus ricos significados a aquellos que no están familiarizados con la tradición", ha explicado Michelle Chidoni, portavoz de la empresa de juguetes, según ha informado 'The New York Times'.

El Día de los Muertos se celebra en México cada 1 y 2 de noviembre, desde hace más de 3.000 años, como homenaje a los seres queridos fallecidos. En la cultura mexicana, durante este día se abre la puerta entre el mundo de los vivos y el de los muertos.

El diseñador de esta edición de la muñeca ha afirmado que se ha inspirado en la vestimenta de su madre, de origen mexicano, para crear a la Barbie. Esta lleva un vestido sirena negro con mariposas monarca, flores de cempasúchil (tradicionales del Día de los Muertos) y rosas bordadas. En el pelo, una corona de flores típica.

No obstante, a pesar de las aparentes buenas intenciones de su creador, las redes se han llenado de usuarios que se preguntaban si este lanzamiento era, en el fondo, un nuevo caso de apropiación cultural.

 

Un usuario se preguntaba en Twitter si habían participado mexicanos en la creación de la muñeca y su vestido, ya que múltiples artesanos fabrican muñecas con motivo del Día de los Muertos.

 

Un hecho que recuerda al julio pasado, cuando la Secretaría de Cultura de México pidió explicaciones a la firma Louis Vuitton tras el lanzamiento por parte de la marca de la colección de sillones 'Dolls by Raw Edges'.

Desde el Gobierno se preguntaron si la compañía había contado con artesanos del estado de Hidalgo, al encontrar en la línea un diseño similar al hecho por los artistas mexicanos.