La Policía Nacional ha difundido una serie de recomendaciones para que nuestras viviendas sean más seguras. Con el objetivo de evitar robos, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado han desmembrado algunas de las acciones que pueden convertir nuestra casa en un lugar menos vulnerable.

Uno de los pasos más básicos a tener en cuenta es cerrar todas las puertas y ventanas de acceso al domicilio cuando nos vayamos, así como cerrar la puerta con llave aunque la ausencia vaya a ser de unos minutos.

La Policía también destaca la necesidad de guardar los objetos de mayor valor en una caja de seguridad y realizar un inventario con fotos de cada uno de ellos que incluya los siguientes datos para su identificación en caso de robo: número de serie, marca, modelo...

Si ves la puerta de tu domicilio abierta o una ventana rota, no entres. Llama inmediatamente a la Policía y no toques nada del interior para no destruir posibles pruebas.

Además, en medida de lo posible debes evitar que entren personas desconocidas al inmueble, y solicitar a los representantes de servicios técnicos algún tipo de acreditación.

Consejos si te vas de vacaciones

Pero, además, exponen algunos 'trucos' en los que quizás no habías caído y que pueden dar muchos datos a posibles ladrones si nos ausentamos de casa para ir de vacaciones:

- Procura que tu buzón no te delate: pídele a un familiar o vecino que recoja tus cartas.

- No publiques en redes sociales tus planes de verano, ya que de este modo los ladrones podrán saber cuándo tienes la casa libre.

- Del mismo modo, procura que parezca que tu casa está habitada: no bajes del todo las persianas y, si puedes, instala un reloj programable que encienda algunos minutos las luces de algunas zonas.

- Si puedes, instala una puerta de seguridad, un cerrojo y/o una alarma.

- No desconectes el timbre de la puerta, es una señal inequívoca de ausencia.

- No divulgues tu ausencia a los vecinos, comunica sólo a los más allegados dónde y cómo pueden localizarte y deja la llave a una persona de confianza para que realice visitas periódicas y recoja la correspondencia del buzón.

Además, la Policía Nacional recuerda que una pequeña inversión podría mejorar la seguridad de una vivienda. Así, cambiar un bombín por otro con certificado de calidad, instalar cerrojos para las ventanas correderas o tener una mirilla y un cerrojo electrónico podrían incrementar nuestra tranquilidad.