El concierto que Sergio Dalma ofreció este domingo en Murcia tuvo que ser suspendido antes de terminar, después de que el público se levantara para bailar durante el espectáculo, incumpliendo el protocolo frente al coronavirus marcado por el ciclo de conciertos Las Noches del Malecón.

Sin embargo, lo que más polémica ha causado es que el propio artista llegó a animar a los asistentes a incumplir la norma que obligaba a ver el espectáculo sentados: "Vamos a interrumpir el concierto cada vez que les hagan sentarse", llegó a decir Dalma, según se aprecia en vídeos compartidos por los asistentes en redes sociales.

 

En otro vídeo, recogido por el diario murciano 'La Verdad', se ve cómo el cantante advierte al público de que, si no se sientan, tendrá que cancelarse el concierto, pese a lo cual afirma: "Yo les digo que hagan lo que ustedes sientan, si no se quitan la mascarilla no pasa nada, qué tanto da que estén sentados como de pie".

"Hagan lo que ustedes quieran, no se quiten la mascarilla pero estén sentados o de pie", insistía Dalma. "Yo no voy a cortar el concierto, si se quieren poner de pie, se ponen de pie. No se quiten la mascarilla y no pasa nada. De pie o sentados, pero con mascarilla", agregaba. Ello, a pesar de que, según recordaba la organización del concierto a través de las pantallas situadas junto al escenario, era obligatorio permanecer sentado en todo momento.

Los organizadores del evento han lamentado lo ocurrido durante lo que pretendía ser el broche final a la tercera edición de Las Noches del Malecón. "No podemos permitir que nadie, sea quien sea, ponga en riesgo todo el esfuerzo realizado durante los más de sesenta shows que hemos celebrado en nuestra tercera edición", han afirmado en redes sociales.

"No le vemos ningún sentido a actitudes que inciten a saltarse las normas", agregaba la organización, a través de un hilo de Twitter en el que destacaba que las normas "han estado bien claras desde el comienzo del ciclo".

 

Sergio Dalma: "No soy negacionista. Pido disculpas"

A través de sus redes sociales, el cantante ya se ha disculpado por lo sucedido. "Lo cierto es que algunas personas estaban levantándose para bailar en su asiento y yo me excedí en mi ánimo de intentar que todos disfrutaran, desde su asiento, pero de pie y siempre con mascarilla", apunta en Twitter.

En sus disculpas, Sergio Dalma también quiere "dejar una clara una cosa: no soy negacionista". "Soy un artista que ha retomado una gira tras casi dos años de parón por esta horrible situación, con un protocolo exhaustivo anti COVID para todo el equipo y para mí mismo", añade el artista en sus redes sociales y ante el revuelo suscitado.

El cantante, añade, cuenta con la pauta completa de vacunación y "siempre lleva mascarilla". "De todas formas, mi actuación ayer no fue la adecuada y pido disculpas a todos por ello".