Es la primera reacción de Iñaki Urdangarin después de que ayer la revista Lecturas publicara unas imágenes de él con una mujer de la mano y paseando por la playa. El exduque de Palma y aún marido de la infanta Cristina ha admitido que "son cosas que pasan" y que la familia llevará "con la máxima tranquilidad" la nueva situación. "Lo vamos a gestionar de la mejor manera posible", ha añadido.

Así se ha expresado Iñaki Urdangarin a su llegada esta mañana al trabajo. Poco después, sin hacer ningún tipo de declaración, lo hacía también la mujer que aparece en actitud cariñosa en las imágenes. Se trata de la abogada Ainhoa Armentia, compañera del despacho de abogados Imaz, de Vitoria, donde trabajan juntos. Según desvelaba ayer la periodista Rosa Villacastín en Más Vale Tarde, la mujer sería vecina de la misma localidad, donde Urdangarin vive desde que le concedieron el tercer grado. Además, Villacastín apunta a que Urdangarin sería amigo de la familia de la mujer.

Estas primeras palabras llegan después de que ayer la infanta Cristina reaccionara a las imágenes a través de la revista '¡Hola!'. Según la cabecera especializada en corazón, la infanta, que lleva 24 años de matrimonio con Urdangarin, ya conocía esta relación. y así se lo habría transmitido a su padre, el rey emérito Juan Carlos I. Fuentes cercanas a la infanta aseguran que se encuentra bien y tranquila, aunque "no responde a la mayoría de llamadas", y que solo está preocupada por sus hijos.

Precisamente fue uno de sus hijos, el segundo, el que se convertía este miércoles en el primero en salir al paso de estas informaciones. En la misma línea que lo manifestado hoy por su padre, Pablo Urdangarin decía ayer que "todos estamos tranquilos y todos nos vamos a querer igual". "Son cosas que pasan y lo hablaremos entre nosotros", añadía.

Los periodistas especializados en Casa Real apuntan a que para el rey Felipe VI y para el rey emérito, el divorcio, si llega, podría suponer un alivio. No obstante, desde Casa Real evitan pronunciarse ya que señalan que Urdangarin ya no forma parte de la familia real.

Ahora, desde que en la primavera de 2020 le concedieron el tercer grado penitenciario, Urdangarin vive en Vitoria, en casa de su madre. Lejos de su mujer, Cristina, de 56 años, que sigue en Ginebra con su hija pequeña, Irene (16 años). Su hijo Miguel (19 años) vive en Inglaterra, Juan (22) en Madrid y Pablo (21) en Barcelona.

Aquí puedes ver las imágenes del Urdangarin y su nueva pareja paseando por la playa: