El presentador de San Fermín 2019 en TVE, Javier Solano, ha hecho estallar la polémica por sus palabras sobre el caso de 'La Manada', que ha catalogado como "un accidente que se produjo por personas muy bebidas".

Solano trataba de explicar la campaña libre de acosos de San Fermín durante la emisión de la cadena pública el pasado miércoles, en la que también afirmó que ese "accidente" puede producirse "en cualquier fiesta donde haya mucha gente bebida y mucho alcohol".

La intención del presentador era dejar patente que los Sanfermines no son eso, y claro que no lo son. Pero también hay que dejar claro que violar no es un accidente y que no se puede culpar al alcohol de una agresión sexual.

Según el auto del Tribunal Supremo, que condena por agresión sexual a los cinco miembros de 'La Manada', deja claro que cinco personas introdujeron a la víctima a un portal y agredieron de ella mientras lo grababan en vídeo. Un caso así no puede ser un accidente.

Antonio García Ferreras también ha reaccionado en Al Rojo Vivo a las palabras de Javier Solano en TVE para dejar claro que una violación en ningún caso puede ser un accidente: "Una cosa es ser un violador y otra es beber". A continuación, el vídeo de la respuesta de Ferreras a las palabras del presentador de TVE en San Fermín:

El director de 'Los Desayunos' se disculpa

Por su parte, Xabier Fortes, director y presentador de 'Los Desayunos de TVE', ha asegurado que trataron "de denunciar las agresiones machistas que en el pasado han tenido lugar en Pamplona con unas palabras que resultaron inapropiadas".

"El sentido que se buscaba (destacar que Pamplona es pionera en la lucha contra las agresiones machistas y que esta ciudad no tiene culpa de esta lacra) fue al final exactamente el contrario al que se consiguió", ha continuado apuntado el periodista, que ha tratado de explicar la actuación del periodista: "Cuando el redactor del programa, en directo, habla de ‘accidente’ se refiere a que la violación de La Manada se produjo en la capital navarra como se pudo haber producido en cualquier otra ciudad o en cualquier otra circunstancia".

Fortes ha recalcado que "es evidente que no se quiso poner en cuestión unos hechos que han quedado suficientemente calificados en la sentencia del Tribunal Supremo. Mañana, por supuesto, volveremos a pedir las obligadas disculpas en la emisión del programa, a la misma hora". Y ha asumido su culpa: "A mí solo me queda asumir las críticas merecidas por no haber sido más diligente para reaccionar al escuchar en directo esa conexión y matizarla o contextualizarla".