El Tribunal Supremo deniega a Oriol Junqueras el permiso para acudir al Parlamento Europeo y tomar posesión de su acta de eurodiputado el próximo lunes 13 de enero en Estrasburgo. El alto tribunal opta así por la tesis que defendió la Fiscalía tras la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que reconocía la condición de eurodiputado del dirigente de Esquerra.

La Abogacía del Estado, por su parte, pedía que se le permitiese salir de prisión para cumplir los trámites y luego, a la "mayor brevedad", pedir el suplicatorio a la Eurocámara para proceder a su inhabilitación.

Sin embargo, la Sala de lo Penal del Supremo ha acordado que no procede la libertad de Junqueras ni pedir su suplicatorio al Parlamento Europeo, una vez que ya está condenado en firme a 13 años de prisión por sedición y malversación, y que dicha condena conlleva la exclusión de la condición de eurodiputado que le reconoció el tribunal europeo.

El Supremo tampoco pedirá el suplicatorio a la Eurocámara "una vez que la sentencia es firme"

Asimismo, el tribunal indica que la inmunidad de desplazamiento reconocida por el TJUE no era un 'blindaje' frente a la sentencia que puso término al proceso. Rechaza al respecto que exista causa alguna de nulidad del juicio, que terminó un día antes de que Junqueras fuera proclamado europarlamentario electo, o de la sentencia condenatoria dictada en la pieza principal.

Según el tribunal, quien participa en unas elecciones cuando está siendo juzgado, "no goza de inmunidad"

"En definitiva -concluye la Sala- quien participa en un proceso electoral cuando ya está siendo juzgado, aunque finalmente resulte electo, no goza de inmunidad conforme al derecho nacional. No puede condicionar el desenlace del proceso ni, menos aún, el dictado de la sentencia. Por todo ello, conforme al párrafo primero a) del artículo 9 del Protocolo de Inmunidades, no era ni es necesaria autorización del Parlamento".

Avala la inhabilitación acordada por la JEC

Antes, el Supremo ha desestimado la petición del líder de ERC de suspensión cautelarísima del acuerdo de la Junta Electoral Central (JEC) del pasado 3 de enero, que declaró la pérdida de la condición de eurodiputado como consecuencia de su condena por el procés.

La Sala ha concluido por unanimidad que la existencia de esa resolución condenatoria determina que no se pueda dar lugar a la petición del recurrente. Según su decisión, "es preponderante en este momento la circunstancia objetiva de que se ha dictado la sentencia firme de 14 de octubre por la Sala II del Tribunal Supremo".

El Supremo asegura que al estar condenado en firme, "no se puede dar lugar a la petición de recurrente" de suspender la decisión de la JEC

Añade que esto no vulnera los derechos fundamentales invocados por Junqueras ni el derecho de la Unión a la luz de la propia sentencia del TJUE del pasado diciembre.

Torra exige la puesta en libertad de Junqueras

Tras esta decisión del Supremo, Quim Torra ha exigido, "en nombre del Gobierno de Cataluña", la "libertad inmediata" de Junqueras y que pueda asistir el próximo lunes a la Eurocámara. En este sentido, el president ha manifestado que tanto el TJUE como la Eurocámara "han sido clarísimos" en que el líder de ERC "es un eurodiputado" y que, por tanto, "el lunes tiene que estar en el Parlamento europeo".

Con su decisión, denuncia el president de la Generalitat, el Supremo ha vulnerado "estas resoluciones clarísimas de las instituciones europeas" y "ha conculcado los derechos políticos" de Junqueras "como representante escogido legítimamente por la voluntad popular de los catalanes". Algo que, a su juicio, supone "una prueba palpable" de la "degradación democrática" del Estado español, "absolutamente impensable en cualquier país de Europa".

El Govern ha ofrecido un permiso penitenciario

El Govern de la Generalitat ha previsto, no obstante, un mecanismo para que Junqueras pueda acudir al Parlamento Europeo. Según explicó la portavoz del Govern, Meritxell Budò, el Ejecutivo catalán insiste en que la vía para que el líder de ERC esté en Estrasburgo debería ser que el Supremo "acate" la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE y lo ponga en libertad. En caso contrario, "si hay otro mecanismo que permita o facilite que pueda ir a Estrasburgo, este Gobierno trabajará en ello".

Preguntada por los periodistas sobre este mecanismo, la dirigente ha evitado ser más concreta, ni siquiera cuando le han preguntado sobre si liberarían al dirigente de ERC sin el permiso judicial preceptivo. La opción sería que la Generalitat le concediera un permiso penitenciario que deberían pedir sus abogados, pero estos lo descartan; también ERC.