Con ánimo y buenas perspectivas, así afrontaban los dirigentes socialistas la reunión con Esquerra Republicana que ha comenzado este jueves pasadas las 17:00 horas en el Congreso de los Diputados y que ha concluido tras dos horas y media. Para ellos este encuentro era "clave" y marcará el camino de las próximas negociaciones.

La reunión entre ambos equipos negociadores es determinante para recabar los apoyos de cara a una posible investidura de Pedro Sánchez. En este sentido, fuentes de Moncloa aseguraron que si todo salía bien, habría un segundo encuentro en Barcelona, aunque el lugar concreto no estaría confirmado todavía.

Al encuentro han asistido la portavoz parlamentaria, Adriana Lastra; el secretario de Organización del PSC, Salvador Illa; y el ministro de Fomento en funciones; José Luis Ábalos. Por parte de ERC han acudido su portavoz en el Congreso, Gabriel Rufián; la secretaria general adjunta del partido, Marta Vilalta; y el presidente del Consell Nacional, Josep Maria Jové.

Ábalos cree que hay un "conflicto político"

Antes del encuentro, Ábalos ha reconocido ante los medios que "hay un conflicto político", algo que, según Lastra, se puede solucionar dialogando: "En política, dialogar no es un problema. El problema es de quien no quiere dialogar y quiere imponer, el pacto no está reñido con la fidelidad a los principios".

Ábalos admite que hay un "conflicto político" en Cataluña.

Mientras, Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno en funciones, ha apelado a "la responsabilidad por parte de todos" porque, asegura, hay que "ser conscientes de que es una oportunidad extraordinaria para lanzar un mensaje de altura en la política".

Además, ha apuntado que hay "puntos en común para tener un gobierno progresista y hay que buscar cauces para encontrar una salida viable a la situación de Cataluña".

No obstante, Calvo ya dejó claro el miércoles que ni en en esta reunión, ni en otras posteriores, se "va a hablar" del derecho a la autodeterminación de Cataluña, porque no se encuentra en la Constitución, "no existe" y "no tiene fundamento".

La exigencias de ERC

Por su parte, el partido de Gabriel Rufián continúa insistiendo en la línea que viene defendiendo desde que comenzaran las negociaciones: sin diálogo, no habrá abstención ni apoyo.

"Lo que se va a ver esta semana son dos equipos de negociación que van a intentar pactar un calendario para una mesa de negociación", ha explicado Rufián. En una primera fase, ERC y PSOE intentarán alcanzar un calendario con un compromiso por escrito para una mesa de negociación entre gobiernos.

"Si en esta primera fase sale un compromiso de una negociación del conflicto, habrá acuerdo", ha precisado. La segunda fase sería la investidura, "pero sin la preinvestidura no habrá postinvestidura", advierte. Fuentes de ERC aseguran que quieren foto y firma entre partidos, "con calendario y compromisos para buscar una solución" y la reunión entre gobiernos, una vez celebrada la investidura.

ERC asegura que "un conflicto político se soluciona políticamente"

En este sentido, Pere Aragonès, vicepresident de la Generalitat, señaló en una entrevista este miércoles que su objetivo es que "un conflicto político se solucione políticamente mediante una mesa de diálogo".

En estas declaraciones, ofrecidas en 'El Matí a Ràdio 4', el dirigente independentista sí citó la "autodeterminación" de Cataluña. "Si no podemos proponer la autodeterminación, ¿de qué vamos a hablar?", planteó.

Iglesias, optimista

Pablo Iglesias, por su parte, se ha mostrado optimista sobre esta reunión, aunque cree que la negociación no va a ser fácil. Así, ha señalado que ahora hay que apostar por la empatía y también por la capacidad de las dos fuerzas que han pactado un Gobierno por lograr los "apoyos suficientes".

"Espero que la próxima Nochebuena los españoles puedan cenar con un Gobierno", ha asegurado el líder de Unidas Podemos, en declaraciones a los periodistas en el Congreso de los Diputados, donde ha acudido a entregar su credencial.

Plazos para la investidura

El Ejecutivo también confía en que haya un nuevo gobierno antes de Navidad. Tras la constitución de las Cortes el 3 de diciembre y la posterior formación de grupos parlamentarios, ya el 16 de diciembre podría celebrarse el primer debate de investidura. Si se cumpliera este calendario, antes de fin de año España podría tener un nuevo gobierno.

Este jueves 'El Plural' ha avanzado que la primera votación de la investidura podría llevarse a cabo el 19 de diciembre y la segunda, dos días después, el 21 de diciembre. En ambos casos, el Gobierno quedaría constituido antes de Navidad.

Antes de todo esto, el rey Felipe VI tiene que convocar una nueva ronda de consultas con todos los portavoces parlamentarios para que le presenten una opción de gobierno que cuente con todos los apoyos necesarios.

Casado se mantiene en la abstención

El líder del PP, Pablo Casado, por su parte, ha insistido este jueves en que no va a facilitar la investidura del candidato socialista, ni con su abstención ni de ninguna otra manera porque no será "cómplice" de un gobierno que ve "abocado al fracaso" y que se intenta construir "en el cráter de un volcán".

Ha advertido de que el Gobierno no puede hacer "ni una cesión más" a los nacionalistas catalanes ni a los vascos, porque el Estado se convertiría en "fallido" si se sigue "desmembrando" y ha reprochado al PSOE que negocie los presupuestos de Navarra con Bildu.

"No es lo mismo ser el partido de los terroristas que de las víctimas", ha dicho en este sentido, tras reprochar que Sánchez "intenta poner el foco en el partido de Ortega Lara, mientras negocia los presupuestos en Navarra con el partido de sus carceleros, ¡hasta ahí podíamos llegar!".