Santiago Abascal insiste en defender el veto parental, con el que su partido pretende que los padres puedan no permitir la asistencia de sus hijos a cualquier tipo de actividad complementaria celebrada en el centro escolar durante el horario lectivo.

El último argumento que ha utilizado es que su intención es "proteger a los niños de 0 a 6 años de los contenidos sexuales que les están dando" porque, asegura, "no se tiene que enseñar ningún tipo de juego erótico, como se está haciendo en algunos colegios". Y ha ido más allá: "La enseñanza de juegos eróticos está lejos de la educación y cerca de la corrupción de menores".

Pero, ¿a qué actividades se refiere el líder del partido de extrema derecha con "juegos eróticos"? Todo está recogido en Skolae, un programa implantado en Navarra, pionero en materia de coeducación y premiado por la UNESCO. En este plan, que ha sido denunciado por la Confederación Católica de Padres de Alumnos (Concapa), se recoge la necesidad de "proporcionar a nuestros hijos e hijas una educación afectivo-sexual".

Skolae recoge la necesidad de "proporcionar una educación afectivo-sexual"

"Debemos proporcionar una educación afectivo-sexual que les convierta en personas autónomas, con responsabilidad y capacidad para adoptar sus propias decisiones y vivir la sexualidad de forma placentera y satisfactoria", así como "decidir sobre su propio cuerpo en coherencia con sus deseos y, cuando lo decidan, mantener relaciones con otras personas desde la equidad, el respeto y la diversidad", señala el plan.

En cuanto a estos objetivos, Skolae destaca el "reconocimiento de la sexualidad infantil desde el nacimiento" y la "vivencia de dicha sexualidad en el ámbito de la escuela y la familia (curiosidad sexual, juegos eróticos infantiles...). Si bien, los impulsores de estas medidas señalan que este término responde a una simple calificación científica. Se trata "de los juegos tradicionales de papás y mamás", destacó en su lanzamiento María Solana, consejera navarra de Educación.

Itinerario del programa Skolae para abordar la sexualidad en los alumnos | laSexta.com

Los bulos que avivan el debate

Pero esta no ha sido la única malinterpretación o el único bulo que se ha utilizado para fomentar el debate sobre la censura educativa que pretende impulsar Vox y que Partido Popular también defiende. Y es que, en los últimos días se han difundido imágenes en las redes sociales, asegurando que correspondían a los talleres desarrollados en algunos colegios.

Es el caso de la imagen que se muestra a continuación. En ella, aparece una mujer realizando posturas sexuales en lo que parece ser un aula. Sin embargo, la escena corresponde a un taller sobre sexo seguro, dirigido a la comunidad LGTBI, que se impartió en una universidad canadiense en el año 2012.

Cómo se puede comprobar, dicha actividad, organizada por la asociación LGTBI de la Universidad de Brock, aparece entre los eventos recogidos en el archivo de dicha asociación. En su página web aparecen imágenes de la misma mujer, vestida con la misma ropa, durante el desarrollo de la charla.

Las imágenes de un taller universitario sacadas de contexto para defender el veto parental de Vox | Twitter

En esta defensa de la censura educativa también se ha utilizado el vídeo de una 'performance' en Brasil en la que aparece una niña tocando la mano de un hombre que se encuentra tumbado y desnudo. Muchos internautas aseguran que se trata de la clase de un colegio en nuestro país, pero lo cierto es que, como recoge 'Newtral.es', las imágenes fueron grabadas el 26 de septiembre de 2017 durante el 35º Panorama de Arte Brasileño en el Museo de Arte Moderno (MAM) de Sao Paulo.

Entonces, desde el MAM tuvieron que emitir un comunicado en el que explicaban que la actuación estaba enmarcada en unas jornadas artísticas y que todo el contenido se había desarrollado "siguiendo el procedimiento regularmente adoptado por la institución de informar a los visitantes sobre que puedan dañar la sensibilidad".