El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha insistido en el veto parental con el que pretende que los padres de los alumnos tengan que autorizar de manera previa y expresa la asistencia de sus hijos a cualquier tipo de actividad celebrada en el centro escolar, recibiendo información anticipada de todas ellas.

"Queremos proteger a los niños de los contenidos sexuales que se están dando a los niños de 0 a 6 años. No se les tiene que enseñar ningún tipo de juego erótico como se está haciendo en algunos lugares", ha dicho Abascal en una rueda de prensa en el Congreso este lunes: "La enseñanza de juegos eróticos está lejos de la educación y cerca de la corrupción de menores".

Ha asegurado que no es cierto que la medida que han propuesto busque evitar la educación en la igualdad. A su juicio, la igualdad entre hombres y mujeres "es algo absolutamente aceptado que sirve de excusa para introducir otros contenidos".

En este sentido, ha defendido que la censura parental busca "salvaguardar" que "el derecho a elegir la educación lo tienen los padres".