El Ayuntamiento de Madrid retirará las calles dedicadas a los dirigentes socialistas Francisco Largo Caballero, presidente de la República (1936-1937) durante la Guerra Civil e Indalecio Prieto, al apoyar PP y Ciudadanos una iniciativa de Vox, haciendo uso de la Ley de Memoria Histórica aprobada por el Gobierno de Zapatero.

El Pleno municipal ha dado luz verde a la petición de Vox, que PP y Cs han enmendado para que se produjese haciendo uso de la ley de Zapatero y no de la resolución del Parlamento Europeo de septiembre de 2019 sobre Memoria Histórica. Más Madrid y el PSOE han votado en contra.

La capital retirará así la calle Francisco Largo Caballero en el distrito de Ciudad Lineal y su placa en Chamberí y el bulevar de Indalecio Prieto, que se localiza en Vicálvaro, presentes en el callejero desde tiempos de Tierno Galván. Además, insta a que el Gobierno de España retire las estatuas de Nuevos Ministerios.

El portavoz de Vox, Javier Ortega Smith, ha asegurado que "personajes siniestros de nuestra historia no deben formar parte de los nombres de las calles y las plazas". "No es revisionismo, es acabar con la mentira histórica", ha defendido.

 

Por su parte, el concejal socialista Ramón Silva ha defendido que la proposición es revisionista e "incita al odio", que Largo Caballero y Prieto fueron "demócratas y antifascistas" que "combatieron la sublevación golpista y fascista" y ha acusado a Vox de ser "criminales ideológicos" que sustentan "al nazismo y el fascismo" en el Ayuntamiento.

La edil de Ciudadanos Sofía Miranda ha defendido que la "ley es igual para todos", para "los criminales de un lado y de otro" y ha pedido entender "lo peligroso de reescribir la historia a base de legislación e ideología".

Mientras, desde Más Madrid, Marta Gómez Lahoz ha expresado su "pudor" por debatir esta iniciativa en medio de la crisis sanitaria y ha asegurado que "los símbolos que pretenden retirar son el espíritu de la concordia de la transición" con la que "PP y Ciudadanos estaban plenamente de acuerdo". "Estamos comprobando qué es lo que están pagando por este apoyo de Vox", ha agregado.