La Comunidad de Madrid ultima su estrategia contra el coronavirus de cara a la Navidad y el puente de diciembre. Este mismo viernes espera anunciar si cerrará o no durante el puente de la Constitución, según ha señalado este miércoles el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero.

"Estamos ultimando una estrategia de cara a las Navidades, que incluirá también las medidas a tomar con respecto al próximo puente de diciembre", ha anunciado, anticipando que la cuestión del puente será precisamente "uno de los puntos a tratar" en el Consejo Interterritorial de Salud de este mismo miércoles.

Fuentes de la Comunidad avanzaban ya a laSexta que el viceconsejero de Salud Pública, Antonio Zapatero, será quien anuncie el viernes en rueda de prensa la campaña especial de Navidad frente al COVID-19 y quien dé más detalles sobre la posibilidad de cerrar perimetralmente la región durante el puente.

En este sentido, preguntado acerca de si el Ejecutivo autonómico se plantea cerrar solo los días festivos -como hizo en Todos los Santos o la Almudena- y si el Gobierno central lo autorizará, Ruiz Escudero ha señalado que, si bien Sanidad anunció tras el último Consejo Interterritorial que los cierres tendrían que ser "de siete a 14 días", también "estableció una excepcionalidad" por la que se podría "negociar" que fueran menos si las comunidades lo justificaban.

A expensas del análisis de Salud Púbica sobre la situación epidemiológica en la región, ha señalado Escudero, la Comunidad de Madrid tomará una decisión sobre "la posibilidad del cierre o no del puente de diciembre" que anunciará "en breve".

"Pretendemos que sea este viernes sobre todo por las decisiones que hay que tomar en cuanto a movilidad", ha precisado, apostillando que en este puente en concreto "se detecta más movilidad muchas veces hacia Madrid".

Compatibilizar Navidades y salud

"Se está trabajando en un plan de Navidad para que sea segura, para unas Navidades tranquilas, donde se pueda compatibilizar el día a día de la Navidad con la salud y el control de esa curva", ha confirmado por su parte el vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado, durante la rueda de prensa conjunta.

Aguado, que el martes anunció en Al Rojo Vivo su intención de someter a test de antígenos a todos los madrileños antes de las fiestas -una propuesta que desde la propia Consejería no ven viable-, asimismo anticipó ayer que estas fiestas "no van a ser normales", aunque afirmó que si siguen bajando los contagios "tendremos unas Navidades en condiciones".

"Yo no quiero tener unas Navidades donde vea a mi familia por Skype, ni tampoco quiero arruinar las campañas de Navidad", afirmó, a preguntas de Antonio García Ferreras. "No podrán ser como otras Navidades, pero intentaremos que sean como Dios manda", señaló, si bien matizó que "el hecho de que baje la curva" en Madrid "no significa que puedas levantar la guardia".

"Hay que bajarla lo máximo antes de Navidades y luego mantenernos prudentes, no pensar que hemos vencido al virus, al virus le ganaremos cuando haya vacuna", aseveró.