El presidente del grupo parlamentario Vox en el Parlamento de Andalucía, Francisco Serrano, ha asegurado en una entrevista en 7TV que la Junta de Andalucía les ha proporcionado los datos de los trabajadores sociales, médicos y psicólogos de la comunidad que trabajan con víctimas de violencia de género.

Serrano ha confirmado que el miércoles recibieron esta información, que habían solicitado por primera vez en febrero, una solicitud que Vox tuvo que reformular ante el rechazo del Parlamento andaluz a que se les proporcionaran nombres y apellidos de los empleados.

En la entrevista en el programa 'Acento Andaluz', Serrano ha asegurado que de los datos recibidos se desprende que "más del 50%" de estos trabajadores "no están colegiados". "Es escandaloso", ha dicho, aventurando que ha tenido conocimiento de que algunos no están cualificados para desempeñar estas funciones y que incluso hay "licenciados en Filosofía" trabajando en este ámbito.

En abril, la Consejería de Justicia ordenó colegiarse a sus psicólogos y trabajadores sociales expertos en violencia de género, según adelantó 'eldiario.es', pero apuntó que la colegiación es "un trámite administrativo" que no cuestiona el trabajo de estos empleados. Además, indicó que los trabajadores que carecían de colegiación no la tenían porque empezaron a desempeñar sus funciones antes de que fuera obligatoria.

Francisco Serrano, aunque ha asegurado que a la formación no le interesan los "nombres y apellidos" y que no pretenden elaborar "listas negras", también ha dicho en 7TV que pedirán ampliar los datos recibidos si lo consideran oportuno.

En declaraciones a laSexta, Serrano ha incidido en esta idea: "No nos interesan los datos personales, solo los profesionales", ha insistido. "La ley obliga a que todos estén colegiados, si no ¿quién responde deontológicamente por ellos?", ha dicho. "Tengo que mirar si la formación que tienen está cualificada para el puesto", ha admitido, asegurando que aún no ha tenido tiempo de revisar los datos personalmente.

La Junta asegura que los trabajadores tienen preparación

El vicepresidente de la Junta, Juan Marín, ha replicado que los trabajadores de violencia de género de Andalucía "tienen toda la preparación y capacidad necesaria para desarrollar su trabajo", y ha advertido de que Serrano "se confunde" porque "una cosa es no tener la titulación y otra no estar colegiado", toda vez que ha garantizado que "todos los trabajadores que prestan su servicio en las unidades de violencia integral de género y en los equipos psicosociales tienen toda la preparación y capacidad necesaria para desarrollar su trabajo".

Tras explicar que le trasladó a Serrano que el 60 por ciento de estos trabajadores estaban colegiados y un 40 por ciento no, el vicepresidente ha explicado que les han trasladado a estos últimos desde Justicia las indicaciones para que se colegien. "Es una situación bastante normal pero bajo ningún concepto se puede afirmar que alguna persona no esté cualificada para hacer su trabajo", ha zanjado Marín.

Por su parte, desde el PSOE andaluz critican que el Gobierno regional que preside Juanma Moreno se haya plegado a la petición de la formación de extrema derecha. "Por mantenerse en el sillón de la Junta, el trifachito andaluz es capaz de cualquier cosa", han denunciado a través de Twitter, "traicionan la lucha contra la violencia de género por obedecer a la ultraderecha que los ha puesto en el Gobierno".

 

Críticas también desde Adelante Andalucía. Antonio Maíllo le ha reprochado al presidente de la Junta que "venda" a los trabajadores contra la Violencia de Género "a la extrema derecha. Es una vergüenza".

El líder socialista, Pedro Sánchez, ya había denunciado en el debate preelectoral de Atresmedia la elaboración de "listas negras" en Andalucía de los trabajadores contra la violencia machista. "La ultraderecha es la ideóloga; los responsables, quienes lideran el Gobierno en Andalucía; y los cómplices necesarios, Albert Rivera y Ciudadanos", acusó entonces.

En el documento que mostró Sánchez durante el debate, figura que se solicitaban nombres y apellidos, además del número de colegiación, de los trabajadores que forman parte de las Unidades de Valoración Integral de Violencia de Género de la Junta de Andalucía.