Poco después de que se haya hecho público que la Junta de Andalucía facilitó a Vox los datos de los trabajadores de violencia de género, la secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, ha manifestado que es la primera vez que suceden cosas así en Andalucía.

"Creo que lo tienen que saber los andaluces, porque aquí no había habido nunca listas negras. Lo que nos queda por ver parece que va a ser mucho más porque en el día de ayer no solo se contentaron con tener esta información, que casualmente llegó el día después del 28A", ha señalado Díaz.

Asegura que Vox recibió los listados de los profesionales el lunes después de la votación, como "una manera de querer apaciguar las amenazas" que, según ella, habían recibido esa misma mañana por parte de Abascal y de los representantes de Vox en Andalucía.

"Ahora están planteando que miles de trabajadores andaluces que no sean funcionarios también abandonen la Administración porque los llaman palmeros del PSOE por no ser funcionarios", ha explicado.

"Aquí lo que nos queda por ver es lo que quiera la extrema derecha, que es la que tiene la sartén por el mango de este Gobierno y que los tiene secuestrados", ha sentenciado Díaz.