La Consejería de Salud de Asturias detectaba este miércoles un brote de coronavirus en una residencia de ancianos por primera vez desde finales de febrero, concretamente en El Nadal, un geriátrico de Langreo donde se han visto afectados ocho de sus 25 usuarios, todos ellos ya vacunados frente al COVID-19.

De los ocho residentes positivos, solo uno precisó hospitalización, mientras que los siete restantes han estado asintomáticos y varios ya han negativizado el coronavirus.

No obstante, el origen del brote detectado en este centro está siendo objeto de investigación por el servicio de Epidemiología del Principado, que baraja distintas hipótesis, según fuentes del Gobierno asturiano citadas por la agencia Efe.

Se trata del primer brote en una residencia del Principado en más de 40 días y una vez culminado el proceso de vacunación entre los trabajadores y usuarios de los 270 centros de mayores de esa región, de los cuales el 96% ya ha recibido la pauta completa de vacunación con ambas dosis.

Preguntado por este brote en la 'Cadena Ser', el presidente de la Asociación Española de Vacunología, Amós García Rojas, ha señalado que "es bastante probable pensar que cuando se haya producido la vacunación ya estaba incubándose el proceso, con lo cual la vacunación no iba a poder evitar la aparición del problema", aunque también ha apuntado que "hay un pequeño margen de posibilidad de que [la vacuna] no haya resultado efectiva en alguna de las personas".

"La vacuna hoy sabemos que su función fundamental es evitar la enfermedad, pero no tenemos claro todavía si evita la infección", ha recordado García Rojas, aunque ha concluido que "si no hubieran estado vacunados, posiblemente el resultado hubiera sido mucho más dramático".

Por otra parte, entre el 23 y el 29 de marzo se contabilizaron otros 13 positivos en 11 centros sociosanitarios asturianos, frente a cuatro casos detectados la semana anterior. En el mismo periodo, se produjeron siete defunciones de personas con PCR positiva cuyo domicilio era un centro residencial de mayores, las mismas que la semana previa.

Pese a ello, el Ejecutivo asturiano flexibilizará las visitas, salidas e ingresos de nuevos usuarios en las residencias de la comunidad a partir del 9 de abril, tal y como tenía previsto.