La Fiscalía del Tribunal Supremo ha abierto diligencias de investigación sobre el tuit del portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, en el que apoyaba las manifestaciones en repulsa de la encarcelación del rapero Pablo Hasél, cuando ya se estaban produciendo disturbios y altercados en las mismas.

Según un escrito al que ha tenido acceso laSexta, la Fiscalía ha accedido a investigar este mensaje por una iniciativa de la Confederación Española de Policía.

En el mensaje que compartió en la red social, el portavoz morado mostró su "apoyo a los jóvenes antifascistas que están pidiendo justicia y libertad de expresión en las calles" y pidió que "se depuren responsabilidades" por la pérdida del ojo de una manifestante en las protestas del pasado martes 16 en Cataluña.

 

La cuestión es que este mensaje llegó cuando ya se estaban produciendo graves altercados y violencia en las calles catalanas, una violencia que la formación se negó a condenar durante varias jornadas, insistiendo en la desproporcionada actuación policial.

Echenique tardó casi una semana en matizar sus palabras: "Yo no me voy a sumar a la criminalización de la protesta social y a la criminalización de la juventud. Es evidente que en mi tuit yo no apoyo que se quemen contenedores”, apuntó en una entrevista en TVE.

Según fuentes del equipo del portavoz morado a laSexta, esto no es sino "otra denuncia falsa más a un miembro de Podemos mientras el emérito disfruta de su impunidad en Abu Dabi y la fiscal general del Estado se reúne en secreto con la cloaca mediática asociada con Villarejo".

"Se nos está quedando una 'normalidad democrática plena' del Siglo XXI que da gusto verla, oye", ha tuiteado Echenique, insistiendo en su mensaje original.