Ciudadanos ya no teme la foto con Vox. Y aunque descartan negociar con la formación de ultraderecha, se abren a sentarse con ellos, como este mismo viernes les ha pedido Vox para, según dicen, permitir gobiernos de derechas en sitios clave como Madrid y Murcia, donde el PP depende de que Cs y la formación de ultraderecha se pongan de acuerdo.

El número 2 del partido naranja, José Manuel Villegas, no ha sido tan duro con los de Abascal como en otras ocasiones y ha dicho que "lo de la imagen sentados (con Vox) no me preocupa". Aunque ha insistido en que no va a haber negociaciones, podrían sentarse, pero solo para comunicarles un posible pacto con el PP: "Si luego hay que informar, como en Andalucía, a los demás partidos del acuerdo al que hemos llegado con el PP, si eso se produce, pues enviándoles por email el acuerdo o sentándonos a explicárselo, no se cuáles serían las formalidades".

Villegas: "Lo de la imagen sentados (con Vox) no me preocupa", pero asegura que no habrá negociaciones.

"Lo importante para mí no es la foto, sino con quién se acuerdan los contenidos, y no se contempla a tres bandas". Insiste en gobiernos del PP y Cs en comunidades como Madrid, descarta tripartitos y repite que su socio preferente, "en la mayoría de los sitios", es el PP.

Más presión en Aragón

Ciudadanos dice que es "muy difícil" pactar con los socialistas. Ha puesto como condición a los líderes territoriales para darles su apoyo que renieguen de las políticas de Pedro Sánchez y apoyen la aplicación del 155 en Cataluña.

Aragón también está pendiente de lo que decida Ciudadanos, aunque la presión sobre la formación de Rivera ha aumentado en las últimas horas después de que el Partido Aragonés (el PAR), se haya decantado por apoyar al PSOE y descartar sumar para un gobierno de derechas.

En Aragón, dice Villegas, "hay diferentes opciones". El PAR se ha decantado por el PSOE.

Según Villegas, en Aragón aún no se han abierto las negociaciones, pero "hay diferentes opciones".