La de Francisco Igea, vicepresidente de la Junta de Castilla y León, no fue la única voz crítica que pudo escucharse en la reunión que mantuvieron los altos cargos de Ciudadanos para nombrar a la gestora que dirigirá el partido hasta el 15 de marzo, fecha en la que saldrá el nombre del nuevo presidente.

"Me produce bochorno que haya una votación del debate posterior, bochorno me da una votación a mano alzada. Bochorno que alguien haga una cuestión de orden y no se le deje hablar. ¿Esto es un partido liberal?", denunció Igea en el encuentro de la formación naranja. El vicepresidente de la Junta de Castilla y León recibió respuesta por parte de Francisco Sierra, concejal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Barcelona, que afirmó: "Bochorno me ha producido a mí en muchas ocasiones el comportamiento de determinados cargos públicos que han querido destruir el partido desde dentro".

A las discrepancias sobre la forma de actuar en la reunión se unieron otros importantes miembros del partido. Entre ellos, el diputado José Luis Martínez, que fue especialmente duro en su intervención: "Creo que no hemos entendido el mensaje que nos ha mandado la ciudadanía y que no estamos entendiendo el mensaje que nos está mandando las bases y la militancia", lamentó, apuntando, como Igea, a la forma de proceder en el encuentro para elegir a la gestora: "Este no es el camino. Aquí se tendría que haber producido un debate sano. El voto tiene que ser libre y democrático, y nadie puede sentirse coaccionado en un momento tan trascendente para la supervivencia de este partido".

"Así vamos a la desaparición, ustedes mismos", sentenciaba Martínez, entre el aplauso de algunos de sus compañeros. En esta línea se expresó el diputado Ignacio Prendes, que también dejó ver su malestar con la conformación de la gestora: "Tenemos el ejemplo de Albert Rivera. Esa asunción de responsabilidades debería extenderse al equipo que le acompañamos, y hay que estar a las duras y a las maduras. En la gestora que hemos elegido no hay ni rendición de cuentas, ni asunción de responsabilidades".

Había quienes, como Luis Garicano o Carlos Carrizosa, intentaban calmar los ánimos en un ambiente caldeado, según se puede apreciar en los audios a los que ha tenido acceso laSexta. "Habrá una candidatura y un equipo, y sabrán recoger todas las sensibilidades, escuchar a las bases y afiliados", afirmó el presidente del grupo parlamentario de Cs en el Parlament catalán, que aprovechó para mandar un recado: "No vamos a abrirnos en canal frente a los medios de comunicación que están deseando cogernos de las visceras".

Garicano iba más allá en su intervención, y trataba de convencer: "A las personas que han votado en contra les quiero decir que este es su partido y lo va a seguir siendo". El eurodiputado de la formación naranja aseguró al resto de miembros del consejo que "las cosas se van a hacer bien porque Ciudadanos es "un partido imprescindible para España", y concluía: "Os pido toda la confianza para este periodo, que va a ser difícil".