"Ciudadanos pasará a la historia como partido sadomasoquista donde no hay límite para la humillación". Con estas duras palabras se ha referido al partido que lidera Inés Arrimadas el secretario de Organización del PSOE y también ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos.

Las declaraciones se han producido durante un mitin en el que que el socialista ha criticado al Partido Popular por dar por roto el pacto antitransfuguismo. Así, haciendo referencia a Ciudadanos, ha insistido: "Si alguien se siente de centro realmente, no puede tolerar esas actitudes del PP tan autoritarias y de imposición".

Desde la formación naranja, la respuesta no se ha hecho esperar, y son varios los políticos que se han revelado contra las palabras de Ábalos. Una de las primeras voces ha sido la de Edmundo Bal, portavoz de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, quien ha considerado que "el Gobierno que va más lejos para manchar el nombre de España", haciendo referencia a los indultos a los políticos presos por el procés. "Qué vergüenza. Y todo por comprar cuatro escaños separatistas", ha añadido en su mensaje en Twitter.

Fran Carrillo, portavoz adjunto de Ciudadanos en el Parlamento de Andalucía ha contestado así en una publicación en su cuenta de Twitter: "A saber lo que te hizo Delcy en los lavabos del aeropuerto para que te humillaras así ante una dictadora. Eso sí que es sadomasoquismo".

Otra diputada andaluza, Teresa Pardo, ha tildado las declaraciones del ministro de "payasadas" y ha considerado que son una estrategia para "tapar la deshonra que produce a los socialistas constitucionalistas y demócratas los indultos, cesiones y concesiones al nacionalismo".

También Félix Álvarez, Coordinador de Cs Cantabria, ha salido en defensa de su formación en la misma red social. "Nosotros en nuestra historia ni dimos un golpe de Estado, ni pactamos con los que quieren romper España, ni hacemos pilpil con terroristas".