El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha criticado una vez más al alcalde de Londres, Sadiq Khan, diciendo que es un "desastre" y que "solo empeorará" después de que tres personas hayan sido asesinadas en la ciudad en menos de 20 horas en distintos ataques en la ciudad.

"Londres necesita un nuevo alcalde lo antes posible. Khan es un desastre. ¡Solo empeorará!", ha reiterado Trump a través de Twitter. En esta misma red social, el mandatario estadounidense ha compartido un comentario realizado por la columnista y presentadora de radio Katie Hopkins, en el que describía a Londres como el "Londonistán de Khan", haciendo referencia a la "incapacidad" de la ciudad para "hacer frente a los musulmanes extremistas".

 

Desde el Partido Laborista critican que Trump use la tragedia para atacar al alcalde de Londres.

La tensión entre los políticos no es nueva

Trump llamó a Khan, un hombre procedente de una familia humilde de origen paquistaní, "perdedor frío como una piedra" después de que el alcalde criticara al Gobierno británico por invitar al presidente estadounidense al país y lo comparara con los fascistas del siglo XX.

El alcalde londinense incluyó en este mismo grupo al húngaro Viktor Orban, el italiano Matteo Salvini, la francesa Marine Le Pen y el británico Nigel Farage. Trump le respondió a través de Twitter, poco antes del aterrizaje del Air Force One en Reino Unido: "Sadiq Khan, que según cuentan todos ha hecho un trabajo terrible como alcalde de Londres, ha sido absurdamente maleducado" con el líder del "aliado más importante" que tiene Reino Unido, declaró el mandatario norteamericano.

Las tensiones entre Khan y Trump se remontan a varios años atrás. El alcalde londinense aseguró que, aunque es "muy importante" tener buenas relaciones con Estados Unidos, su presidente, Donald Trump, "se comporta como un niño de once años" al recurrir a "insultos" para defender sus argumentaciones políticas; mientras que Trump criticó al alcalde por su gestión del ataque terrorista ocurrido en Londres en donde perdieron la vida once personas.