En un vídeo difundido a través de Twitter, Camps ha asegurado que la situación es "una vergüenza" e "indignante" y ha pedido que "alguien" asuma la "responsabilidad en todo esto".

Alrededor de un centenar de personas han desaparecido al naufragar en aguas del Mediterráneo central la embarcación precaria con la que trataban de viajar a Europa desde la playas de Libia, según ha informado la Guardia Costera local.

"Lo que realmente nos indigna, no es sólo la pérdida de la vida de estas personas, sino que no se haya contado con los dos barcos de salvamento, con el barco medicalizado de Open Arms, que está aquí desde hace muchos días", ha lamentado Camps.

 

Según el director de la ONG, a pesar de que han trabajado en "muchas ocasiones coordinados por la Guardia Costera Italiana", ahora Italia "no cuenta" con la "capacidad de Open Arms de intervenir".

"De repente, nos omiten, nos ignoran y no nos llaman; siguen muriendo y mueren a pocas millas de donde estamos nosotros", ha asegurado Camps, que ha destacado que su trabajo, no es "entorpecer las labores de la Guardia Costera", sino "colaborar para que no se pierdan más vidas en el mar".