CONTINÚA LA TENSIÓN EN VENEZUELA

CONTINÚA LA TENSIÓN EN VENEZUELA

Maduro inicia el proceso para cambiar la Constitución en Venezuela y la oposición llama a la rebelión

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha convocado una Asamblea Nacional Constituyente para cambiar la carta magna en el país y la oposición ha llamado al pueblo a rebelarse ante la convocatoria "fraudulenta". "Es el golpe de Estado más grave en la historia, es Maduro disolviendo la democracia", ha afirmado el opositor Julio Borges.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, convocó a iniciar un proceso para modificar la carta magna, un movimiento que la oposición ha calificado de golpe de Estado y por el que ha llamado a los venezolanos a "rebelarse" para evitar la disolución de la república.

En Venezuela se realizaron marchas a favor y en contra del Gobierno en el marco del Día Internacional del Trabajador y Maduro aprovechó su tarima, cuando se cumple un mes de protestas antigubernamentales, para convocar a una Asamblea Nacional Constituyente que pidió que sea conformada por la clase obrera, comunal, popular, y que será electa por el voto.

La oposición, reunida en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), llamó a nuevas protestas en las calles y consideró que hay más motivos para hacerlas tras el anuncio de Maduro. Además, señaló que la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), de mayoría opositora, celebrará una sesión para analizar el "golpe de Estado más grave de la historia de Venezuela".

Maduro dijo que convocaba "al poder constituyente originario para lograr la paz que necesita la república, para derrotar al golpe fascista y para que sea el pueblo con su soberanía quien imponga la paz, la armonía, el diálogo nacional verdadero".

Según el presidente, desde hace un mes se ha puesto en marcha un plan para derrocarlo del que forman parte las protestas antigubernamentales en las calles que ha convocado la oposición para pedir que se restituya el "hilo constitucional" y que se convoque a elecciones, entre otras exigencias.

Nicolás Maduro explicó que con la convocatoria que ha hecho se transformará el Estado, "sobre todo esa Asamblea Nacional podrida que está ahí", y consideró que la Constitución actual, creada en 1999 a instancias de su antecesor, el fallecido Hugo Chávez, debe ser fortalecida.

"Va a ser una Constituyente electa con voto directo del pueblo para elegir a unos 500 constituyentistas aproximadamente, unos 200, 250 electos por la base de la clase obrera, de las comunas, de las misiones, de los indígenas", dijo.

Además, pidió a los dirigentes chavistas que salgan a las calles para explicar a los ciudadanos en qué consiste esta convocatoria y anunció que para ello ha designado una comisión que estará presidida por el ministro de Educación, Elías Jaua, y en la que participarán entre otros la canciller, Delcy Rodríguez, y la primera dama, Cilia Flores.

Poco después, Maduro firmó el decreto correspondiente en el palacio presidencial de Miraflores, donde lo calificó de "desencadenante histórico" para una nueva etapa del país. El abogado constitucionalista Hermann Escarrá, designado por Maduro como miembro de la comisión presidencial que deberá explicar al pueblo su convocatoria, aseguró que con esta Constituyente no se prevé aplicar "modificaciones sustanciales" a la Constitución vigente.

Agencias | Madrid | 02/05/2017

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.