Una mujer ha sido asesinada y otra ha resultado herida en el ataque perpetrado por un hombre armado con un cuchillo contra múltiples personas en el centro de Sídney, que la Policía no ha considerado "incidente terrorista", aunque tampoco lo ha descartado.

La víctima mortal, de 21 años, fue encontrada dentro de un edificio, mientras que otra mujer, de 41, fue apuñalada por la espalda en la calle y se encuentra fuera de peligro, según ha indicado Mike Fuller, comisionado de la Policía del estado de Nueva Gales del Sur, del que Sídney es capital.

El autor del ataque, que ha sido detenido, es un joven de 21 años con aparentes problemas mentales, que perpetró el ataque con un cuchillo de carnicero y que disponía de material de índole ideológica, aunque al parecer "no tiene vínculos con organizaciones terroristas", añadió Fuller.

Al ser preguntado sobre si el material en poder del detenido estaba vinculado al grupo terrorista Estado Islámico (EI), Fuller respondió que aún no había tenido acceso al mismo, aunque creía que "se refieren a matanzas en Estados Unidos y Nueva Zelanda".

La Policía señaló que desconoce el motivo del ataque, aunque aseguró que parece que se llevó a cabo "sin provocación" previa.

El sospechoso fue reducido en la calle por un grupo de transeúntes con sillas, barras metálica y cajas, y posteriormente fue arrestado por los agentes de Policía, según muestran fotos y vídeos difundidos a través de las redes sociales.

Las autoridades calificaron de "héroes" a las tres personas que "se jugaron la vida para proteger al resto de ciudadanos" y que redujeron al asaltante con la ayuda de varios bomberos que se encontraban en la zona.

La Policía ha declarado que el sospechoso actuó solo y precisó que se han establecido "múltiples escenas del crimen" tras este "serio incidente" que ha obligado al cierre parcial del centro de la ciudad.

Por su parte, el primer ministro australiano, Scott Morrison, ha condenado el "ataque violento" y ha alabado las "acciones valientes" de los ciudadanos presentes en la zona y que fueron capaces de frenar al agresor, cuya identidad no ha trascendido por el momento. "No se ha determinado aún las razones de este ataque y la Policía sigue las investigaciones", ha afirmado en Twitter.

 

No es la primera vez que se produce un apuñalamiento múltiple de este tipo en Australia: en noviembre pasado se produjo un hecho similar en el centro de Melbourne, que estaba inspirado en el EI y que se saldó con un muerto y dos heridos.