Un hombre ha matado a tiros al hijo de la jueza encargada de investigar la pieza del caso Epstein relacionada con sus cuentas en el Deutsche Bank. El sospechoso, que según la CNN se habría suicidado tras cometer el crimen, se habría disfrazado de repartidor para llevar a cabo el ataque.

El marido de la jueza también resultó herido en el incidente, teniendo que ser hospitalizado con pronóstico favorable. La jueza Esther Salas ha salido indemne de dicho ataque.

Los hechos ocurrieron en la casa de la familia de Salas en North Brunswick, en el distrito de Nueva Jersey. Daniel Anderl, estudiante de 20 años de la Catholic University, murió en el tiroteo, mientras que Mark Anderl, esposo de la jueza y abogado defensor, resultó herido.

Según las primeras investigaciones, el joven abrió la puerta cuando el atacante llamó, con su padre justo detrás de él. En ese momento comenzó el tiroteo y el asesino huyó de la escena del crimen. Momentos después, los investigadores encontraron un paquete dirigido a la jueza debajo de un coche relacionado con el atacante.

Las autoridades, que siguen investigando lo ocurrido, niegan tener conocimiento de amenazas dirigidas hacia la jueza. El banco alemán está dentro del caso Epstein debido a su presunta inacción ante las transacciones millonarias relacionadas con la trama de explotación sexual a menores de la que fue partícipe.