A María del Mar le implantaron Essure y ya le ha costado que le extirpen las trompas, pero es que en breve le quitarán también el útero. El domingo puso laSexta, buscó en nuestra base de datos y se enteró de que su drama es aún mayor.

También lleva una prótesis en la tibia que aparece en la lista. Algunos lotes de su modelo han sido retirados del mercado y lleva años con dolores: "Me han dado una incapacidad del 65%, nadie me ha llamado para decirme que tengo la prótesis en mal estado".

Además tiene tres mallas protésicas para tratarse unas hernias y teme que también sean defectuosas. "Se nos tacha de locas, queremos que nos devuelvan nuestra salud", apunta.

Débora enseña los dos hilos metálicos que le implantaron, o lo que es lo mismo, el Essure: pequeños a la vista pero enormes en efectos secundarios. "El no poder levantarme de la cama y ver que estoy peor que una mujer de 90 años, no me puedo mover de los dolores y que te digan que es porque estas gorda o que estas menopáusica, a mí con 28 años, es muy duro", explica entre lágrimas.

Dice que perdió su trabajo por las repetidas bajas médicas y para quitarle el implante le tienen que extirpar el útero. 80.000 mujeres se implantaron Essure en España.