Marc Márquez todavía arrastra la lesión del brazo que le ha costado toda la temporada de 2020 y con la que no podrá llegar al inicio de 2021. El piloto ha tenido que pasar por hasta tres cirugías para tratar de curar la fractura de su húmero derecho y ha sufrido una infección, algo que ha generado mucha polémica y ha puesto al equipo médico en el punto de mira siendo acusado de negligencia.

El doctor Michele Zasa es el responsable médico de la 'Clínica Mobile', quienes se encargan de asistir a los pilotos en cada Gran Premio. Ahora ha hablado para 'Moto.it' y ha explicado cómo es el procedimiento con todos los pilotos lesionados para que entiendan que no cometieron ninguna negligencia.

Zasa ha intentado evitar referirse directamente al caso de Marc y ha asegurado que todo lo que explica son cuestiones generales. "Las evaluaciones casi nunca son sencillas y la medicina tampoco es una ciencia exacta, a menudo trabajamos en los límites. Visto con perspectiva todo es mucho más sencillo, con el paso del tiempo pudo haber errores con Márquez", ha explicado el doctor.

El piloto de Honda ya confesó que si él hubiera sabido que la placa se podía romper nunca se hubiera subido a la moto en Jerez, Zasa asegura que no hubo ningún riesgo: "Aunque Márquez es un piloto que cuando se baja la visera solo piensa en ganar, en Jerez se lo tomó con calma, atendiendo a sus sensaciones, escuchando las reacciones de su cuerpo. No cometió imprudencias ni fue más allá de los límites, así que no creo que resultara un peligro para el resto de los competidores".

Además ha querido recalcar que su objetivo es que los pilotos están en la mejor condición posible a la hora de regresar al asfalto pero que no es él quien decide cuando lo hacen, sino que eso le corresponde al médico responsable de cada Gran Premio y a Ángel Chartre, el director médico de MotoGP.

Sin fecha de regreso todavía

Marquéz volvió hace unas semanas al hospital para revisar como evolucionaba y pese a que continúa arrastrando la infección de hueso, en Honda aseguraron que evolucionaba satisfactoriamente.

"Todos queremos que Márquez vuelva a las pistas lo antes posible, es uno de grandes campeones de la historia del motociclismo. No tenemos los detalles aunque, por simple lógica, podemos intuir que se trata de un proceso largo que puede requerir de meses. Si serán dos o seis es algo que no puedo precisar porque carezco de base científica para hacerlo", ha explicado sobre el regreso del piloto mientras añadía su punto de vista sobre la infección: "Las infecciones se pueden comprobar y controlar, es factible saber qué antibióticos utilizar y cuáles son los efectos que producen en el paciente. Yo diría que una infección de un hueso se puede atajar aunque son persistentes y también requieren de su tiempo. Siempre hablando en general, sin centrarme en este caso específico, creo que no se trata de un obstáculo insalvable en la recuperación".

Márquez continúa así su recuperación y aunque no hay fechas exactas sobre su regreso, el piloto esperará hasta estar al 100% para no volver a arriesgar.