Este jueves se vivieron momentos de auténtica incertidumbre en el circuito de Estoril (Portugal). Ana Carrasco sufrió un grave accidente mientras rodaba en unos test. En la caída, se dio un fuerte golpe en la espalda, en la cabeza y en el tobillo izquierdo.

Inmediatamente, la murciana fue trasladada al Hospital Sao Francisco de Xavier de Lisboa, donde le diagnosticaron la fractura de las vértebras D4 y D6.

Su equipo, Kawasaki Racing, comunicó su estado en redes sociales: "Ana ha sufrido un accidente mientras hacía un test y se ha fracturado las vértebras D4 y D6. Está consciente y recibe un tratamiento experto en el Hospital Sao Francisco de Xavier de Lisboa. Tiene algo de dolor en la espalda, pero mueve todas sus extremidades y tiene sensibilidad por todo el cuerpo. Que te mejores pronto Ana".

A falta de tres citas para que concluya el Mundial (Montmeló, Magny Cours y Estoril), no se sabe si Ana podrá competir, aunque la piloto ha asegurado en su perfil en redes sociales que se encuentra "bien" y esperando empezar la recuperación "lo antes posible".

"Hola todos estoy bien, muy dolorida, he tenido una caída y me he hecho un poco de daño en la espalda. A ver si puedo ir pronto para Barcelona y empezar la recuperación lo antes posible, muchas gracias a todo el mundo por los mensajes y nos vemos pronto", el reza mensaje de Carrasco.

 

La piloto tuvo su debut en el Mundial de motociclismo en 2013 y se convirtió en la mujer más joven en competir en una prueba de esta competición, además de también ser la más precoz en ganar una prueba Mundial de motociclismo.