La renovación de Lewis Hamilton con Mercedes cerró un culebrón que se había estirado debido a la propia dilatación del acuerdo entre la escudería y el heptacampeón del mundo de Fórmula 1.

Sin embargo, su duración -tan solo un año- ha dado mucho de lo que hablar ya que se especula que el británico podría dar un paso al lado en la próxima temporada si no termina esta de manera satisfactoria.

A pesar que desde Barckley aseguran que la próxima rúbrica de Lewis será para un medio-largo plazo, desde su máximo rival, Red Bull, ya apuntan a que en caso de colgar el casco Hamilton, irían a por Max Verstappen para suplirle.

Así lo ha asegurado Christian Horner, director del equipo de las bebidas energéticas, este lunes en rueda de prensa: "Estoy seguro de que si Lewis decide detenerse, entonces Max, naturalmente, será el primer pilotos en la lista de Mercedes. También tienen a George Russell y otros pilotos a su disposición".

Horner ha reconocido que existe una cláusula que permitiría a Verstappen irse del equipo en caso de no lograr los objetivos previstos.

"La realidad es que sí, por supuesto, como siempre ha existido, hay unas cláusulas relacionadas con el rendimiento (del coche) en el contrato de Max. Pero como con todas estas cosas, no se trata de obligar a un piloto que no quiero estar ahí. Se trata más de relaciones que de contratos, y sólo sacas un contrato del cajón cuando tienes un problema con el equipo", ha explicado el dirigente.

Sin embargo, ha reseñado el buen 'feeling' que existe entre ambas partes: "La relación con Max es muy fuerte, él cree en el proyecto, en lo que estamos haciendo, y ve la inversión que está haciendo Red Bull".

"Estoy seguro de que no necesitaremos referirnos a ninguna cláusula contractual. Dependerá de que nosotros le demos un coche competitivo", ha añadido.

Sobre el reciente acuerdo con Honda para continuar 'de la mano' en Fórmula 1, Horner ha señalado que "será un motor Red Bull. Como Mercedes es un Mercedes, será una parte incorporada del coche. Así que será un Red Bull".