Que todo un heptacampeón del mundo como Lewis Hamilton interrumpiese una entrevista para girar la cabeza y admirar el paso del R25 de Fernando Alonso con el rugir de su motor como estela no es 'moco de pavo'. "Ese sonido, ese sonido es lo mejor...", dijo el británico.

El mítico monoplaza que llevó al asturiano a ganar el Mundial con Renault en 2005 no dejó a nadie indiferente en el paddock de Abu Dabi. De hecho, integrantes de todo el equipo se detuvieron para fotografiar el vehículo, dejando una estampa que no tardó en hacerse viral.

Dada la expectación que causó, se ha despertado el debate sobre qué ha cambiado en la Fórmula 1 para que a día de hoy sea menos atractiva a ojos del espectador y para que un coche de hace 15 años sea más impactante que los actuales.

Toto Wolff, director de Mercedes, se ha pronunciado sobre la cuestión, explicando las limitaciones que hay a día de hoy, pero reconociendo el 'aura' del R25: "Creo que, en primer lugar, el automóvil, por un lado, es una reliquia del pasado, cuando la reducción de las emisiones de CO2 no estaban sobre la mesa y la movilidad eléctrica no existía. Creo que acabamos de entrar en una nueva era y eso también significa hacer concesiones, pero estoy de acuerdo en que el coche se ve espectacular".

"Es muy ágil, muy pequeño, 150 kg más liviano, un motor aullando y podemos ver que aunque él iba cuatro o cinco segundos más lento que nosotros (los coches actuales), pero cuando miras las imágenes de la televisión parecía que iba mucho más rápido. Hay algo que aprender. Creo que siempre hay algo que aprender", ha añadido Wolff.

De hecho, la exhibición del R25 con Alonso a los mandos fue lo más llamativo de un Gran Premio de Abu Dabi que se recordará sin pena ni gloria, y el CEO de Mercedes es consciente de ello: "La cantidad de mensajes que recibí durante la carrera con el emoji de durmiendo fue la mayor del año. No creo que nadie de la Fórmula 1 se arrepienta de haber tenido el coche (el R25) y tenemos que analizar ahora lo hemos visto en directo, por qué es tan atractivo".

"¿Es la experiencia audiovisual lo que lo hace atractivo? Pero luego vi las imágenes sin el sonido y todavía se veía genial, ¿por qué? Creo que tenemos que analizar eso", señala Toto.

Por último, la cabeza de la escudería alemana ha asegurado que a las carreras actuales les falta la "espectacularidad" que había años atrás, por ejemplo, en la época del R25: "Somos partes interesadas en el deporte y necesitamos mejorar en todas partes, pero creo que todos nosotros, incluida la F1 lo miraremos y diremos '¿Qué podemos hacer?' Y, a veces, se necesita una carrera como esta para moverse y dar el siguiente paso y desarrollarlo. Estoy seguro de que las carreras aquí pueden ser muy emocionantes si elegimos el trazado de pista correcto y no me gustaría perder a Abu Dabi en el calendario. Es un lugar fantástico y una de las mejores atracciones para los huéspedes cuando tenemos hospitalidad aquí. Solo tenemos que dar carreras más espectaculares".