Lewis Hamilton provocó un terremoto después de su victoria en Imola cuando dejó caer la posibilidad de que en 2021 podría no estar en la parrilla del Mundial.

El inglés acaba de llegar a Turquía para el Gran Premio de este fin de semana, una carrera en la que podría coronarse una vez más como campeón del mundo y donde ha aprovechado para tranquilizar a los aficionados y la Fórmula 1 asegurando que su intención es seguir en 2021.

Las razones por las que se está alargando tanto la renovación se deben a intereses que van más allá de la propia competición. "Creo que tengo el mejor contrato que puede haber, en términos de cómo está estructurado, y de la gestión del tiempo. También en cuanto al equipo del que me rodeó, creo que ha sido genial. Pero siempre estoy tratando de ver cómo podemos mejorar. ¿Cómo puedo ser más eficiente y hacer más por los patrocinadores? ¿Cómo puedo posicionarme para hacer más por el equipo?", ha explicado Hamilton en la rueda de prensa.

"Obviamente creo que es fácil llegar y firmar ese contrato y seguir sin tener que pensar en lo que vendrá después. Tengo claro que quiero continuar con Mercedes, pero me encantaría ayudarlos en esa búsqueda de impulsar un cambio. Están haciendo más eléctricos sus coches y quiero ayudarlos en ese camino. Quisiera ayudarlos en cuanto a impulsar la diversidad, porque eso también está dentro de la organización, como en todas las organizaciones que existen. Pero no es suficiente, así que hay mucho que discutir y mucho que analizar", ha continuado el británico.

Cuando en Imola dijo que no tenía "ninguna certeza" de continuar en el 'Gran Circo', se entendió como un problema de acuerdo económico, pero Hamilton ha querido aclarar que no es por eso, que hay más aspectos importantes. Además ha querido alejar el temor a la retirada del piloto que, junto con Michael Schumacher, es el más laureado de la historia: "Así que hay mucho que discutir y mucho por lo que pasar. Creo que es algo que haremos, si no justamente después de que el trabajo esté terminado, más bien a finales de año. Pero nada está escrito en piedra. Creo que se trata solo de hablar de ello y, por el momento, no siento que haya terminado. Me encanta correr. Me encanta el desafío. Y no creo que eso vaya a cambiar pronto".

¿Qué dicen desde Mercedes?

Toto Wolff también ha tratado de calmar los ánimos asegurando que habrá acuerdo, pero sin especificar cuándo. De momento todo apunta a que esperarán a terminar la temporada. "No quiero dar una fecha concreta, porque si lo hago todos preguntarán en cada carrera. Esto es lo que acordamos inicialmente. Creo que era importante asegurarnos de tener ambos títulos y luego tener un enfoque más relajado en las conversaciones sobre el futuro", ha aclarado el jede de Mercedes.

Con la llegada de Hamilton a la escudería plateada, Mercedes logró su primer Mundial de Constructores en 2014 y. desde entonces. ha enlazado otros seis campeonatos consecutivos, por lo que el británico es una pieza muy importante del equipo. "Nos gustaría que siguiera y creo que él quiere conducir el Mercedes porque es competitivo. No vemos la necesidad de buscar un posible sustituto, porque formamos una simbiosis perfecta. Así que, por supuesto, hay un buen equilibrio entre ambas partes", ha asegurado Toto.

En cuanto a su propio futuro, es algo que tampoco tiene claro y puede que esté llegando a su fin: "Creo que cada uno de nosotros tiene una cierta vida útil como director. No es sostenible hacer unos cientos de carreras y ser mejor que cuando comenzaste el viaje. Es un trabajo que implica estar en un avión durante más de 20 carreras y luego regresar el lunes, y cumplir con un trabajo de oficina. Hice 250.000 millas aéreas el año pasado y 500 horas de vuelo y es algo que no quiero hacer el resto de mi vida".

Aunque acabe su rol como director, no quiere irse del equipo ni de la escudería. "Disfruto con lo que hago y ciertamente no quiero alejarme del equipo Mercedes. Soy copropietario de Mercedes, es algo de lo que estoy muy orgulloso y el equipo funciona muy bien, pero nos hemos convertido en una empresa bastante grande con nuestra rama de ingeniería, las ciencias aplicadas están creciendo con fuerza. Creo que debo entregar el testigo a alguien que comience su viaje con la misma motivación y energía que tenía yo cuando comencé. Esa es una progresión natural que hemos hecho a nivel técnico a lo largo de los años y estaré muy orgulloso de ver alguien que se desempeñe mejor que yo, y lo estaré viendo desde un rol diferente y más alto", ha zanjado Wolff.