Max Verstappen no las tiene todas consigo en este inicio de Gran Premio de Mónaco. Las sensaciones tras los libres del viernes dejan una de cal y otra de arena para Red Bull. En la primera sesión la escudería de bebidas energéticas acabó con Peréz en primera posición y Max en tercer lugar, marcando buenos tiempos. Ya en la segunda tanda, el equipo bajó de ritmo y de posiciones. El neerlandés descendió al cuarto puesto y Pérez a la octava posición. Verstappen no terminó nada satisfecho el primer día en el trazado de Montecarlo.

"Aunque lo hicimos bastante bien en los Libres 1, la sesión de esta tarde ha sido complicada, esperaba que pudiéramos haber sido más rápidos. Hemos sido demasiado lentos en los Libres 2, necesitamos encontrar algo de ritmo porque todo el mundo tiene tráfico", ha comentado Max al finalizar la primera jornada del Gran Premio.

El piloto de Red Bull no ha sido capaz de exprimir el máximo potencial a su RB16B. Coche con el que, por el momento, no se acomodado en el circuito del Principado. El '33' aprovechará la jornada del viernes para ver con el equipo los errores que espera no cometer el sábado"

"Normalmente me siento bastante cómodo en el coche, pero eso aún no ha llegado este fin de semana. Por suerte, tenemos un día libre para ver algunas cosas, para mejorar y asegurarnos de que la clasificación vaya bien el sábado", dice Verstappen.