Alpine es uno de los equipos que más ha evolucionado esta temporada. La escudería francesa empezó mal, pero con las mejoras que han ido trayendo a lo largo de la temporada le han hecho ser el cuarto mejor equipo, por detrás de Red Bull, Ferrari y Mercedes. Para la próxima carrera, el equipo asegura que traen nuevas mejoras que suponen un gran avance.

Alan Permane, director deportivo de Alpine, ha comentado que montarán un nuevo suelo para mejorar así la aerodinámica del coche. De ser cierto, tanto Fernando Alonso como Esteban Ocon podrían intentar luchar por algo más que por los últimos puestos que reparten puntos.

"Vamos a tener un suelo nuevo para Singapur, que supone un gran avance en carga aerodinámica. Volveremos a estar donde deberíamos estar, estamos ansiosos por llegar a Singapur y especialmente a Suzuka con este coche. Va a ser divertido", comenta.

Con esta nueva pieza, Alpine quiere recuperar sensaciones después de que en Monza decepcionaran. El trazado italiano se caracteriza por la velocidad, uno de los puntos fuertes de su coche. Sin embargo, Alonso abandonó y Ocon fue 11º.

¿Qué pasó en Monza?

"No esperábamos sufrir, pensé que estaríamos bien. Fuimos absolutamente bien el viernes y eso es lo que no entendemos. En la tanda larga sin DRS nos vimos bien. Más rápidos que McLaren", dice Permane sobre la carrera en Italia.

"Ciertamente, no fuimos tan rápidos como los tres mejores coches, pero no parecía que hubiera grandes dramas. Pero tuvimos problemas en la clasificación. Ambos pilotos dijeron que cometieron errores, lo cual no es característico, así que claramente el coche era difícil de manejar", añade.

"En la carrera, no tuvimos el ritmo, tampoco el del viernes por la tarde. El viernes, Fernando rodó con el neumático medio y pensó que era fantástico. Fue rápido, creo que estaba rodando en 26 medios con los tanques llenos, y no pudimos acercarnos a eso el domingo. Así que tenemos trabajo que hacer para tratar de entender qué ocurrió", explica para cerrar.