Durante la noche del lunes saltaba la noticia: Marc Márquez tendría que volver a ser operado del húmero derecho. Su participación en Brno se complicaba. Y ya es oficial que el seis veces campeón del mundo de MotoGP tampoco estará este fin de semana.

Su sustituto será el alemán Stefan Bradl, actual piloto de pruebas del equipo Repsol Honda y campeón en el año 2019 en Moto 2. Esta será su quinta ocasión en la máxima categoría del motociclismo.

De esta manera, Bradl acompañará a Álex Márquez en la tercera prueba de un Mundial que domina Fabio Quartararo, con dos victorias incontestables y el título a tiro después de la baja de Márquez por segunda carrera consecutiva.

 

Segunda operación

Márquez volvió a pasar por quirófano para sustituir la placa dañada de su húmero derecho. Se espera que reciba el alta en las próximas 48 horas. La fecha de su regreso a los circuitos, ahora mismo, es una incógnita.

No participó en el GP de Andalucía a pesar de viajar unas horas después de la primera operación. Quiso probar su brazo, pero no pudo. Tras no completar ni una vuelta en la sesión de entrenamientos del sábado, renunció a participar por precaución.

"Marc Márquez fue operado hace 13 días y hoy ha tenido que volver a pasar por el quirófano. La primera operación fue satisfactoria, lo que no se esperaba era que la placa fuera insuficiente. Una acumulación de estrés en la zona operada ha provocado que el implante cediera, consecuentemente se ha producido una fractura per-implante, por lo que hoy se ha procedido a retirar la placa de titanio y sustituirla por una fijación nueva. El piloto en ningún momento ha sentido dolor durante este periodo", comentó el doctor Xavier Mir.