Alpine se va de Austin con un amargo sabor de boca después de consumar una situación inédita en la temporada: el antiguo Renault sufrió un doble abandono en el Gran Premio de Estados Unidos y dejó de puntuar por primera vez en las 15 carreras que van de temporada.

En quinta posición del Mundial de Constructores con 104 puntos, la principal preocupación del equipo francés en suelo texano fueron, una vez más, los límites de pista. Fernando Alonso se las tuvo con Kimi Räikkönen y Antonio Giovinazzi en tres acciones que terminaron con dos decisiones distintas por parte de los comisarios deportivos.

Primero, en la vuelta 16 en plena pelea por la 13º posición, el asturiano cerró a 'Iceman' y le forzó a salir por fuera, a lo que el finlandés respondió con un adelantamiento excediéndose los límites.

 

"Pedid que me devuelva ya la posición. Ahora", reclamó Alonso a Alpine, pero los franceses se encontraron con el 'no' de Michael Masi ya que Dirección de Carrera consideró que al campeón del mundo con Ferrari en 2007 no le quedaba otra opción.

Fernando tomó nota y, dos vueltas después, también se fue por la escapatoria de la curva 12 en un cara a cara con Giovinazzi. "¡Sí!", exclamó el ovetense por radio, aunque esta vez, la FIA le obligó a devolver la posición al de Alfa Romeo.

 

Acción-reacción y el italiano también adelantó a Alonso por fuera, aunque nuevamente tuvo que devolverle la posición tras las indicaciones de Michael Masi. Al final, tres acciones similares y decisiones muy distintas que dejan varias preguntas: ¿Se puede adelantar fuera de pista?, ¿cuándo?, ¿hay distinta vara de medir en la FIA?

 

"Es la decisión de los comisarios y tenemos que aceptarlas"

Al término de la carrera, Alonso se resignó ante la decisión de los comisarios: "Me adelantó por fuera. Es la decisión de los comisarios y tenemos que aceptarlas. No sé si viste la carrera entera, pero hubo el mismo incidente en la vuelta 1 con Lando, que adelantó a Sainz, Sainz se salió, adelantó de nuevo, y eso estuvo bien. Al final de la carrera fue la misma situación conmigo y Giovinazzi, entonces él tuvo que devolverme la posición",

A su vez, el bicampeón del mundo negó que quisiera dar una 'colleja' a la FIA con su adelantamiento a Giovinazzi: "No intentaba demostrar nada a la FIA con el adelantamiento a Giovinazzi, pero lo que pasó con Kimi se sintió algo extraño. Lo único que quería hacer era recuperar posiciones, el décimo lugar era el objetivo real, lo intentamos. Siempre respetamos lo que dice la FIA".

Fernando Alonso, en su box

"Cuando adelanté a Antonio frené muy tarde y no llegué a la curva. Cuando me dijo el equipo de devolver la posición lo entendí y lo ví lógico, era lo que había que hacer. Frené muy tarde y nunca frenas tan tarde si hay un muro ahí, por lo que paré y le dejé pasar. Perdí tres segundos en ese momento pero entendí la decisión", explicó.

"Luego, pasó lo mismo con Giovinazzi y él se vio obligado a dejarme pasar. Al final los dos volvimos a nuestra posición original", añadió.

"No hay que cambiar las reglas, hay que aplicarlas"

Sin embargo, Alonso no quiso dejar escapar la oportunidad de mandar un recado a los comisarios en relación a las reglas: "La regla es muy clara. Tenemos que aplicarla. Si en fútbol tocas la pelota con la mano dentro del área, es penalti. No hay clarificación de la regla. Tienes que tomar la decisión y decir que es penalti. No necesitamos modificar la norma, necesitamos aplicarlas cuando algo sucede".

Al final, a falta de siete vueltas para la bandera a cuadros, Fernando tuvo que abandonar por problemas en el alerón trasero de su A521. Al igual que en Rusia, Austria o Turquía, Dirección de Carrera volvió a llevarse el protagonsimo... y algunos 'palos'.