La trama de Luis Suárez para fichar por la Juve se convirtió en un auténtico escándalo en Italia el pasado verano. En las últimas horas, 'El Corriere della Sera' ha desvelado nuevas conversaciones de la Fiscalía de Perugia entre miembros del gobierno italiano y un directivo del conjunto turinés para conceder la nacionalidad italiana al delantero uruguayo.

"La Juventus me pide noticias de esta petición de ciudadanía, ¿puedes ayudarme? ¿Me aconsejas ponerlos en contacto con un directivo tuyo para acelerar?". Esto es lo que le dijo la ministra de transportes italiana, Paola de Micheli, a Bruno Frattasi, jefe de personal del Ministerio de Interior, que le contestó: "Sí, yo me encargo".

Ese directivo era Fabio Patarici, director deportivo de la 'Vecchia Signora'. El exfutbolista italiano reconoció a la fiscal que "tenían un acuerdo con el exjugador del Barcelona por unos 7 millones netos más variables para llegar a los 10 millones".

El 30 de agosto el acuerdo era inminente, pero se percataron de que el charrúa no tenia pasaporte comunitario.

La ministra reconoció ante la Fiscalía que recibió la llamada de su amigo Fabio:" Me dijo que la Juve estaba fichando a Suárez y que casi estaba cerrado. Se dieron cuenta de que no tenía pasaporte europeo cuando la negociación prácticamente había acabado".