El derbi de Londres entre Arsenal y Tottenham dejó uno de los goles de la temporada más allá del triunfo de los 'Gunners' por 2-1. Eric Lamela marcó el único tanto de los 'Spurs', que no es de extrañar que ya sea uno de los nominados al Premio Puskas (trofeo al mejor gol del año).

Corría el minuto 31 del encuentro cuando Sergio Reguilón centraba al área desde el costado izquierdo. Lucas Moura dejaba el balón de cara al jugador argentino, que no se le ocurrió otra cosa que golpearlo con una rabona magistral que entró pegada al palo izquierdo de la portería de Leno tras pasar por debajo de las piernas de Thomas Partey. Golazo antológico para poner por delante al conjunto de José Mourinho, que finalmente cayó derrotado en el Emirates Stadium.

 

El sensacional gol de Lamela provocó la sorpresa e incredulidad de algunos de sus compañeros. La reacción de Reguilón lo dice todo. El lateral izquierdo español se llevó las manos a la cabeza tras presenciar la genialidad del futbolista argentino, que no es la primera vez que consigue marcar de rabona. Ya la temporada 2014/2015 el extremo argentino anotó un golazo similar en el partido de Uefa Europa League frente al Asteras Tripoli.