Álex Collado, futbolista recientemente cedido del FC Barcelona al Granada, no se ha mordido la lengua en una entrevista concedida al diario 'Marca' y ha hablado acerca de la situación que vivió en el club azulgrana y de su relación con el que fue su entrenador, Ronald Koeman.

El joven futbolista era una de las mayores promesas de La Masía pero Koeman nunca confió en él. "Yo demostraba el nivel en mi equipo. La decisión era suya si no le gustaba o no sé qué le pasaba conmigo. Pero, al final, con Koeman a mí se me quitaron un poco las ganas de entrenar", asegura.

"Yo estaba pasando una situación así y tampoco se dirigía a mí, ni me hablaba ni nada. Tampoco quiero entrar en muchos más detalles. Ha habido situaciones complicadas, pero el Barça es el club de mi vida", añade el catalán.

No obstante, Collado está realmente motivado por conocer que el actual entrenador del FC Barcelona, Xavi Hernández, le quiere de vuelta el próximo 1 de julio en Barcelona cuando finalice su cesión: "Cuando escuché la rueda de prensa hablando de mí me resultó muy emocionante. Porque él fue un gran futbolista, ahora es el entrenador y eso me hizo feliz".

Por último, reconoce sentirse muy cómodo con su nuevo técnico, Robert Moreno, porque "es un entrenador que le gusta jugar y tener el balón. Ha estado bastantes años en Barcelona y más o menos aquí hay 'estilo Barça': muchas posesiones, mucho rondo... y eso es lo que a mí también me gusta".