El nombre de Lance Armstrong volvió a copar decenas de portadas el pasado mes de abril cuando Antoine Vayer, exdirector de la Agencia Antidopaje Francesa entre 2006 y 2015, aseguró en una entrevista a 'Le Parisien' que el exciclista texano había usado un motor en su bicicleta durante su carrera profesional.

Vayer se apoyó en diversas imágenes en las que se ve al exganador de siete Tours de Francia tocar la parte trasera de su asiento antes de aumentar considerablemente su velocidad.

"Lance Armstrong es la mayor estafa. Con complicidad a todos los niveles. Recibió un trato especial. Muchos me dijeron que no debía abordar las leyendas, que me iba a encontrar solo. Pero si las leyendas se sustentan en algo... también creo que tenía un motor en la bicicleta", explicó entonces.

"Todavía tengo las imágenes en la cabeza de una etapa de montaña donde dejó a todo el mundo en el suelo. Al final de la etapa, llamo a todos los especialistas que conozco y no entienden cómo es posible su rendimiento, incluso con EPO. Algo andaba mal y todos los especialistas me decían lo mismo. Sin embargo, eran personas del medio quienes conocían bien la carrera. No fue la EPO la que marcó la diferencia, sino este pequeño dispositivo oculto en su bicicleta que resultaba prácticamente invisible", añadió Vayer.

 

El exdirector de la Agencia Antidopaje Francesa quedó impresionado tras ver que el estadounidense era capaz de mantener una relación de 7,4 W/kg durante 9 minutos y 33 segundos tras seis horas de carrera en el Tour, algo que tanto los especialistas como él consideraban "imposible" aún estando dopado con EPO.

¿Cómo es el motor que habría usado?

En 2016, durante el Campeonato Mundial de ciclocrós sub23, el ciclista belga Van den Driessche fue 'cazado' con uno de estos dispositivos en su bicicleta.

Se trata de un motor que podría llegar a generar 500W de potencia con una batería camuflada dentro del bidón de agua y un peso inferior a los 800 gramos.

El artefacto usado por Van den Driessche fue fabricado por la empresa 'Typhoon' y, con su imperceptible sistema Typhoon E-assist, es capaz de generar 250 W de potencia.

Se sitúa en el buje del pedalier y se activa a través de un botón remoto situado en el manillar o bajo el sillín haciendo uso de tecnología bluetooth, por lo que no requiere de cables.

 

Además, cuenta con tres niveles de asistencia eléctrica que varían entre 50-70 W, 130-160 W y 250 W.

El dopaje con EPO

En 2013, Lance Armstrong confesó en una entrevista haberse dopado con EPO durante su carrera y se le retiraron los siete Tour de Francia que había ganado de manera consecutiva entre 1999 y 2006.

Lance Armstrong en el Tour de Francia

Tanto el texano como otros ciclistas se vieron envueltos en la polémica y, desde entonces, la UCI ha aumentado el control de pruebas en las competiciones para evitar nuevas manchas en la historia del ciclismo.